A los 73 años busca unir Tierra del Fuego y Alaska en un Citröen

Francisco Javier Bustello quiere cumplir su sueño de recorrer 30.000 kilómetros para llevar un claro mensaje para movilizar conciencias.

20 nov 2017 - 18:20
Comparte esta noticia

Unir Tierra del Fuego y Alaska en un Citröen parece una locura. Pero es un sueño que ya empezó con el gran objetivo de movilizar conciencias en defensa del planeta y del medio ambiente abriendo los ojos ante el tan mentado cambio climático que ya comenzó a manifestarse.

Francisco Javier Bustello es escritor y jubilado. A sus 73 años no le asusta subirse al citro ploteado de animal print , con la bandera argentina flameando y recorrer nada menos que 30.000 kilómetros y entregar en la sede de Naciones Unidas en Nueva York su proyecto “Eco Gobierno Global” avalado por miles de firmas que reunirá a medida que atraviese los 18 países latinoamericanos que atravesará para cumplir su meta. Estima que esta extensa travesía le llevará entre un año y un año y medio. “Alguien tiene que hacer para movilizar al resto porque sino hay planta no hay futuro ni salida para la humanidad”, aseguró Bustello.

Ya comenzó a restar kilómetros porque en octubre recorrió los 2.500 que separan Viedma de Tierra del Fuego y regresó a la capital rionegrina. La nieve del extremo sur fue un tropiezo para cumplir con los plazos previstos pero no un impedimiento y mucho menos un desistimiento.

Esta no es la primera vez que se embarca en un desafío como este. Con el mismo objetivo de hoy, hace dos años unió Madrid con Paris en bici con un grupo de 600 ambientalistas españoles para entregar su proyecto -declarado por la Legislatura rionegrina de interés social, ambiental, cultura y educativo- en la cumbre del cambio climático en la capital francesa de la que participaron representantes de 200 países.

“Estoy en el camino correcto porque no sólo expreso lo que la gente quiere sino que en la ruta me lo manifiestan”, agregó al admitir que con su jubilación y venta de sus libros no alcanza para cumplir con el objetivo trazado sino que se requiere de un aporte del Estado, gestión que también inició hace tiempo y espera respuestas “porque el planeta es de todos”.

“Lo peligroso es ver una sociedad que se sienta y no hace nada sin tener en cuenta que con el cambio climático no habrá sociedad”, puntualizó Bustello al advertir que “con el planeta se irá también la vida y el futuro”.

En relación a los recursos con los que cuenta para emprender este largo viaje explicó que, por ahora, “lo intento con mi jubilación y la venta de mis libros. Hago lo que más puedo por los hijos de todos pero necesito una mano. Un impulso desde acá. Me parece justa una ayuda”-

DeViedma

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

DeViedma
Últimas noticias de ésta sección