Un Cabernet del desierto

La bodega de 25 de Mayo, La Pampa, cuenta entre sus etiquetas con un vino premiado a partir de una cepa que llegó para quedarse.

15 feb 2018 - 08:00

“Cruzando los salitrales

Uno se muere de sed

Aquello es puro desierto

Y allí no hay nada que hacer...”

Yupanqui escribe sobre la tierra caliente y vacía. Metafóricamente expresa la ausencia de todo, puntualmente la falta de trabajo.

Varios son los intelectuales, artistas, escritores y músicos que han invocado al desierto en sus obras.

La Pampa tiene el ombú y bla bla bla. Y las vaquitas y las parrillas, y los gauchos, pero puntualmente La Pampa en su pedacito patagónico alberga un vino realmente fantástico de un varietal muy inquietante.

Cabernet Franc de Bodega Del Desierto, en 25 de Mayo. un vino que hay que beber de inmediato, porque los desiertos hay que atravesarlos conscientes como la fruta de esta caldo que marca el rumbo de todo.

El territorio donde se gesta esta maravilla cuenta con extremos climáticos de frío y calor, vientos secos que le aportan sanidad al asunto y un suelo mineral que suma registros aromáticos y en boca una acidez singular. El color del vino en cuestión es violáceo y tiene unos taninos muy inquietos. El vino durmió en madera francesa durante nueve meses y también en menor proporción (30%) en roble americano.

Ciruela, cuero, rudeza y tipicidad de un vino que para mi es uno de los mejores exponentes de la bodega.

Este vino pide cordero, asado, milanesas con papas crocantes con piel, sal y oliva. No por nada es el primer vino argentino en obtener la Gran Medalla de Oro del Concours Mondial de Bruxelles en su edición del año 2007.

www.bodegadeldesierto.com.ar

Editor Yo Como: Horacio Lara
WhatsApp: (0298)154551551
Mail: hlara@rionegro.com.ar
Últimas noticias de ésta sección