A exprimir los viejos yacimientos

Los pozos que rodean a Catriel, exhaustos tras décadas de extracción, han pasado a manos de pequeñas y medianas compañías que tendrán que invertir mucho y crear más puestos de trabajo para obtener ganancias con la explotación tradicional de crudo.



#

La mayor parte de los campos en explotación de la zona están con contratos vigentes renegociados por diez años más.(Foto: César Izza )

Fuera de vaca muerta

Catriel no entrará al “plan canje” de Vaca Muerta. Los 15 yacimientos que rodean este municipio petrolero hoy están envejecidos y la dura roca madre que se lleva todos los flashes no saldrá a su rescate: las fronteras no convencionales se terminan en Neuquén.

El paso de los años y la propia geología hicieron lo suyo. Los pozos de esta zona devuelven cada vez menos petróleo y gas y cada vez más agua. Según datos de la Secretaría de Energía de Nación relevados por “Río Negro”, la producción de hidrocarburos en la zona cayó casi 30% en la última década.

La Cuenca Neuquina se mete como una lengua al norte de Río Negro. El caprichoso subsuelo hizo que aquí naciera la historia petrolera de la provincia, con yacimientos que tuvieron su esplendor décadas atrás, y que ahora sobreviven en base a técnicas que hacen cada vez más caros sus costos operativos.

Pero, como dicen en el sector: “cuando se acaba el petróleo hay que cambiar el geólogo”. La frase no es una ofensa para estos profesionales sino más bien un elogio. Son los artistas de los yacimientos, los que pueden encontrar alguna molécula de hidrocarburo allí donde parecía que no había nada.

La posta parecen tenerla ahora las pequeñas petroleras. Los campos maduros de esta zona –casi todos con contratos renegociados– empezaron paulatinamente a quedar en manos de empresas chicas, con otra escala de negocios, que buscan sacarle el jugo a las piedras.

Así, YPF cierra por estas horas la venta de El Medanito, Barranca de los Loros y el Santiagueño a la firma independiente Aconcagua Energía. Son áreas con altos costos operativos, que necesitan inversión permanente para ser productivas. La parte mala es que los márgenes se achican. La buena, es que las tareas para “exprimir” esos campos suele demandar más trabajo de superficie y con ellas se crean puestos de empleo.

Petróleos Sudamericanos-Necon prometió por su parte desembolsar unos 100 millones de dólares en la próxima década para conseguir la extensión del contrato de Loma Montosa Este y Centro Este. Sumando costos operativos, enterrará en esos dos campos unos 400 millones de dólares.

Entre Lomas, otra firma mediana nacional que ahora será controlada por Pampa Energía, maneja el yacimiento homónimo, uno de los más importantes de Río Negro y que también tiene una porción en Neuquén. Allí, la petrolera invertirá unos 386 millones de dólares en la próxima década.

Quizás el prospecto más interesante de la zona de influencia de Catriel (aunque en disputa con otros municipios) sea el de Los Caldenes. En este campo YPF detectó recursos por 15 millones de barriles de crudo en la formación Sierras Blancas y se planearon unos 25 pozos para los próximos años. Claro que la baja en la producción de crudo parece haber ralentizado el proyecto.

Hay otros dos bloques, Medianera (de Medanito) y Catriel (manejado por CIC) que aún no se renegociaron.

La extensión de los contratos también ofrecerá cierto bálsamo a las cuentas del municipio, ya que las firmas que consiguieron 10 años más de permiso de explotación deberán aportar 3 puntos porcentuales más de regalías, lo que hace pasar el canon de 12 a 15%.

El futuro petrolero de Catriel, uno de los principales polos productivos del país, estará atado a pequeños proyectos en manos de firmas medianas o chicas. Sin Vaca Muerta y con la actividad descendiendo hacia la zona del valle, el desafío será cómo inyectarle vitalidad a los viejos campos petroleros.

En números

386

millones de dólares se invertirán en los próximos diez años en el yacimiento Entre Lomas.

25

pozos se planea perforar en Los Caldenes para extraer 15 millones de barriles de crudo.

15%

será el canon por regalías que recibirá la Municipalidad de Catriel, es decir tres puntos porcentuales más, de parte de las firmas que renegociaron.

Datos

La producción de hidrocarburos en la zona cayó casi un 30% en la última década según datos de la Secretaría de Energía nacional.

Comentarios


A exprimir los viejos yacimientos