A Ríver no le importaba el título

Pellegrini sorprendió al afirmar que la prioridad es la Libertadores. "Nunca armamos un equipo para ganar el torneo", comentó el DT. La derrota en el superclásico no ayudó para pelear por el campeonato.



El entrenador Manuel Pellegrini sorprendió al asegurar ayer que el objetivo de Ríver Plate “nunca fue el campeonato” y admitió que tanto el cuerpo técnico como los dirigentes tenían como meta “la Copa Libertadores” del próximo año.

“El objetivo nunca fue ganar el campeonato. No sé formó un plantel, como si lo hicieron Independiente y Boca, para ganar el torneo. No se invirtió de la misma manera que ellos. En eso estábamos muy de acuerdo los directivos y el cuerpo técnico”, afirmó el Ingeniero Pellegrini luego del entrenamiento matutino en el predio de Ezeiza.

“Era importante intentar ganarlo. Estuvimos mucho tiempo cerca de Independiente, pero desgraciadamente los últimos dos traspiés nos alejaron de la lucha por el título, aunque aún tenemos chances matemáticas y vamos a pelear hasta el final”, agregó el chileno, quien antes de la práctica habló durante 20 minutos con sus jugadores analizando la derrota en el superclásico.

“¿El objetivo? Era intentar pelear el campeonato, pero no era una obligación ganarlo. Nosotros buscamos solidez, nivel de juego para poder aspirar a cosas superiores (entiéndase la Copa Libertadores) y terminar de madurar a muchos jugadores que sólo tenían una temporada en primera división”, explicó.

De ahí, la frase que generó mucha polémica en la conferencia de prensa el último domingo en el “monumental”: “Hubo inmadurez futbolística”.

“En este plantel se fueron muchos jugadores importantes en el mediocampo que tenían entre 24 y 29 años, la edad ideal (por ejemplo Eduardo Coudet). Este campeonato está para terminar de hacer una evaluación y ver los rendimientos de los que se quedarán en el futuro”, apuntó.

Pero Pellegrini, que anticipó que llegarán “refuerzos” para el próximo torneo Clausura y la Libertadores, es consciente de que en Ríver hay que luchar hasta el final y se arriesgó al decir que los hinchas “van a seguir entendiendo”, aunque aclaró que perder el superclásico “no ayuda”.

“Los hinchas tienen confianza y el equipo tratará de mantener el segundo lugar, que no es para conformarse, pero que igual es importante. Acá hay que orientarse y buscar lo que siempre fue el objetivo de todos: la Copa Libertadores del año próximo, que es lo que la gente quiere”, puntualizó.

Más allá de que Pellegrini trasladó el eje de discusión para otro lado, está claro que los hinchas están “calientes” por la derrota frente a Boca, aunque según él, lo complican más “las presiones internas que alguna exterior, producto de un mal resultado”.

“No es posible conformar a la gente de Ríver con lo que queda del campeonato. Eso lo tengo muy claro. A pesar de que no veo rechazo ni repudio en los hinchas, sé que no están contentos con lo que hicimos. Duele perder con el rival más tradicional”, se sinceró.

“La amargura se mantiene en el tiempo. Hay que saber superarla pero no es fácil, porque se perdió ante Boca en nuestra cancha. Al menos merecimos el empate, pero los clásicos hay que ganarlos y no se dio. Ahora tenemos que recuperarnos para el próximo domingo”, enfatizó.

Sincero: D”Alessandro dramatizó la caída con Boca

“Haber perdido con Boca es lo peor que nos pudo pasar”, fue la primera frase de Andrés D”Alessandro tras la primera práctica de la semana “pos-derrota-superclásico”.

“Son golpes duros que te da el fútbol”, aseguró D”Alessandro sobre la derrota en el “Monumental” que dejó a Ríver prácticamente fuera de la lucha por el campeonato donde Independiente, a falta de cinco fechas, sacó una ventaja de 8 puntos. “Sabíamos que era importante para calmar los ánimos y para que el equipo levante, no para salvar el año”, explicó el enganche millonario que, rodeado por grabadores, cámaras y micrófonos, calificó a la de Boca como “la peor derrota que sufrí desde que juego en Ríver”.

Una de las polémicas en Ríver Plate fueron las declaraciones del dirigente Norberto Alvarez, integrante del Consejo de Fútbol, quien aseguró que “los jugadores tienen que poner lo que hay que poner. Y más en los clásicos, que hay que ganarlos. No pusieron lo que tendrían que haber puesto”.

Sobre este tema D”Alessandro contestó: “No nos sentimos los peores. Es cierto, no hicimos uno buen partido, pero tampoco uno muy malo. Lo más justo hubiese sido un empate”, analizó. Y agregó, cambiando el tono de voz, que con respecto a las declaraciones de “ese dirigente, no voy a contestar”.

D”Alessandro aseguró que el plantel está tranquilo y unido y se sinceró al señalar que “el objetivo sigue siendo pelear el campeonato, aunque estamos bastante lejos”, aceptó.

Todo aclarado

Manuel Pellegrini minimizó ayer la declaración que el lunes formuló el dirigente Norberto Alvarez, quien dijo que “los jugadores no pusieron lo que había que poner” en el superclásico ante Boca.

“Todos los martes viene algún dirigente a la práctica. Hoy (por ayer) se tocaron distintos temas y con Alvarez está todo bien. No hay ningún problema ni con el cuerpo técnico ni con el plantel. Habrá sido un malentendido”, aseguró Pellegrini, quien intentó restarle importancia a la dura afirmación del dirigente “millonario”.

“Está todo aclarado. Como se interpretaron las palabras, tal vez a alguien le haya caído mal. Pero no hay ningún problema”, apuntó el técnico chileno.


Comentarios


A Ríver no le importaba el título