Aborto legal: acuerdan cambios y la mirada está puesta en los indecisos

Un plenario de comisiones en Diputados inició ayer el tratamiento del proyecto. Buscan emitir un dictamen para que sea votado en el recinto el próximo miércoles. Incluyen la “objeción de conciencia” de los médicos y la creación de “consejerías” de asistencia entre otras modificaciones para sumar apoyos a la ley.



1
#

La marcha en favor del aborto legal, frente al Congreso. Diputados avanza en el debate sobre la despenalización. (Foto: archivo )

2
#

3
#

4
#

5
#

6
#

Con algunos cruces calientes, comenzó ayer el debate por la despenalización del aborto exclusivamente entre diputados, luego de dos meses de exposiciones de unos 700 especialistas. Los discursos de los legisladores a favor y en contra se centraron ayer en ganar el apoyo de alrededor de 30 “indecisos”. Una señal en esa dirección fue un primer acuerdo entre los partidarios de que la ley salga para incluir modificaciones al proyecto de la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

“Lo que llegue al recinto el 13 de junio seguramente no es el proyecto que querríamos, es el proyecto posible, el consenso necesario que estamos construyendo para que sea ley este derecho por el que venimos peleando”, abrió Victoria Donda, representante del proyecto de la Campaña.

El texto base continúa siendo el de la Campaña, que plantea el derecho de toda mujer a abortar dentro de las primeras 14 semanas. Pero hay en total 10 proyectos. Como se viene anticipando, algunos diputados querían incluir modificaciones que ayuden a sumar el apoyo de los indecisos.

Ya se acordó incluir la posibilidad de que los médicos puedan hacer uso de “la objeción de conciencia” para negarse a realizar un aborto, y la creación de Consejerías para asistir a mujeres antes y después de uno. También se acordó incluir una nueva causal para aborto no punible: “Diagnóstico de malformaciones congénitas incompatible con la vida extrauterina”. Quedarían así cinco causales para la interrupción no punible de un embarazo: una temporal, hasta las 14 semanas; embarazo producto de violación; riesgo de vida, riesgo de salud, y la acordada ayer.

No hubo acuerdo sobre la posibilidad de eliminar del texto base el artículo que considera a las mujeres de entre 13 y 16 años aptas para prestar su consentimiento para un aborto. Algunos diputados proponen mantener el artículo 26 del Código Civil, que indica que “si se trata de tratamientos invasivos” deben ser acompañadas de un progenitor. No es algo que agrade a firmantes del proyecto base, pero sigue la discusión.

Las negociaciones continuarían hasta el martes 12. El 13, el texto acordado se tratará en el recinto. El plenario de comisiones de Legislación General, Legislación Penal, Salud y Familia y Mujer, volverá a reunirse el jueves. Ayer tanto los diputados a favor como los diputados en contra de la despenalización reconocieron que sus palabras estaban dirigidas a aquellos que aún no habían definido su postura. Todos imaginan un resultado ajustado.

“Lo decimos con todas las palabras: no queremos mujeres presas ni muertas por abortar. Queremos aborto legal para no morir”.

Victoria Donda,

diputada,

Libres del Sur

“¿Este aborto químico lo va a hacer un médico cirujano ginecólogo o podrá hacerlo un clínico, una enfermera, una anestesista?”.

Ivana Bianchi,

diputada,

Unidad Justicialista

“Mujeres de todas las clases y edades deciden todos los días interrumpir un embarazo. Veamos en qué condiciones lo hacen”.

Brenda Austin,

diputada,

UCR-Cambiemos

“Para la ciencia no hay dudas: la existencia de la vida comienza con la concepción, y ahí comienza nuestra obligación legal”.

Carla Pitiot,

diputada,

UNA-Frente Renovador

“La Iglesia no se está ahorrando llamados del Vaticano, aprietes ni amenazas para seguir imponiendo sus posiciones”.

Romina Del Plá,

diputada,

Frente de Izquierda

No hubo acuerdo para eliminar el artículo que considera a las mujeres de entre 13 y 16 años aptas para prestar su consentimiento para un aborto.

Wisky y Schlereth, en veredas opuestas

El diputado rionegrino Sergio Wisky (PRO), uno de los impulsores del proyecto de despenalización pidió reflexionar sobre qué está ocurriendo con la práctica del aborto en el país y reivindicó “el derecho de la mujer de elegir sobre su cuerpo”.

Wisky fue uno de los diputados que participaron ayer del plenario de comisiones de Diputados. “Cada día, hoy, como mínimo 300 mujeres se hicieron un aborto. Hoy está ausente la política pública, es la omisión del Estado. Pero este debate es mucho más sustancioso que eso. Estamos hablando de la libertad”.

En la otra vereda, David Schlereth, neuquino, del PRO, dijo que “nunca la solución será la eliminación de la vida humana”. “Cercenar el derecho a la vida es retroceder. Cuando de vida se habla no hay posibilidad de ceder, porque si cedemos al derecho de la vida retrocedemos como sociedad”, sostuvo.

Datos

“Lo decimos con todas las palabras: no queremos mujeres presas ni muertas por abortar. Queremos aborto legal para no morir”.
“¿Este aborto químico lo va a hacer un médico cirujano ginecólogo o podrá hacerlo un clínico, una enfermera, una anestesista?”.
“Mujeres de todas las clases y edades deciden todos los días interrumpir un embarazo. Veamos en qué condiciones lo hacen”.
“Para la ciencia no hay dudas: la existencia de la vida comienza con la concepción, y ahí comienza nuestra obligación legal”.
“La Iglesia no se está ahorrando llamados del Vaticano, aprietes ni amenazas para seguir imponiendo sus posiciones”.
No hubo acuerdo para eliminar el artículo que considera a las mujeres de entre 13 y 16 años aptas para prestar su consentimiento para un aborto.

Comentarios


Aborto legal: acuerdan cambios y la mirada está puesta en los indecisos