Acotaciones en el debate sobre aborto

En una reunión con los obispos Ojea y Carrara, CFK les dijo: “Sigo sin estar de acuerdo con el aborto y nunca lo practiqué” (de su libro “Sinceramente”). Más adelante se plantea que si su hija Florencia le hubiera dicho que quería abortar a Helenita: “¿Yo qué hubiera hecho? Sin dudar, la hubiera acompañado”. “No fue solo Florencia la que me hizo cambiar, fueron también las pibas del secundario y mis nietas”… Nada de argumentos filosóficos o científicos.

Votada ya la media sanción, producía desconcierto ver el desenfrenado festejo de muchas jóvenes por poder abortar. Todo aborto es una tragedia personal y no hay nada para festejar.

El Estado nunca debería manchar sus manos con sangre inocente.

Humberto Guglielmin

DNI 10.401.180

Bahia Blanca


Temas

Aborto

Comentarios


Acotaciones en el debate sobre aborto