Acuerdo pone fin a un mes de conflicto en Salud

Es una mejora de 1.400 pesos. El salario de bolsillo quedó en 5.807.

Leonardo Petricio

Cierre de un conflicto. El ministro de Economía, Omar Gutiérrez, y el titular de ATE, Carlos Quintriqueo, sellaron el acuerdo salarial al mediodía.

NEUQUÉN (AN).- El sistema de Salud comenzó ayer su camino a la normalización tras 32 días de conflicto, con la firma del acuerdo salarial entre el gobierno provincial y los gremios ATE y UPCN. La suba, de alrededor de 1.400 pesos, elevará el salario más bajo del escalafón a 5.807 pesos de bolsillo. La votación en el plenario de delegados de ATE fue la que destrabó el conflicto ayer por la mañana, al aceptar la oferta con el condicionamiento de que el gobierno no descuente los días de paro ni sumarie a los trabajadores que participaron de medidas de fuerza. Los mandatos por la aceptación fueron 20, contra 10 que propusieron ratificar el rechazo a esa suba por considerarla insuficiente. La firma entre las partes llegó a las 13.50 en las oficinas de Antártida Argentina y Fotheringham, luego de casi una hora de discusión y redacción del acta, puertas adentro, entre los representantes gremiales y del gobierno. “El acuerdo está lejos de lo deseado, sobre todo en los sectores más bajos del escalafón. Vamos a insistir en que se abra una mesa paritaria, que es el lugar para cambiar la estructura salarial del sistema de Salud”, dijo el secretario general de ATE, Carlos Quintriqueo. El aumento ronda el 35% de incremento a los básicos, lo que le significa a los trabajadores del escalafón más bajo un aumento de bolsillo de 1.400 pesos, y de 1.901 para los agrupamientos más altos, como el de enfermeros con título terciario. Absorbe los aumentos decretados anteriormente y establece el compromiso del gobierno de no descontar los días de paro y retirar la policía del CAM. El ministro de Economía y Obras Públicas, Omar Gutiérrez, actuó de vocero por parte del Ejecutivo, aunque también participaron de la firma el subsecretario de Gobierno, Mariano Gaido, y el de Salud, Rubén Butigué. Gutiérrez recordó que “era necesario que, en forma perentoria, los gremios se expidan y acuerden para poder liquidar los haberes que, a partir del 1 de enero, rigen con esta nueva escala salarial”. La nueva pauta representa un incremento en la masa salarial de 300 millones de pesos, que demandarán al gobierno “un firme control y fiscalización de recursos” y un nuevo plan de endeudamiento “de corto y mediano plazo”. Desde UPCN, el dirigente Gustavo Nuño lamentó que “el reclamo se desvirtuó con una medida de fuerza tan larga” y advirtió que “las relaciones interpersonales en el sistema de Salud han quedado fracturadas”. Desde ese gremio se insistirá en una mesa que discuta específicamente la situación de enfermería y, al igual que ATE, en la reapertura de la paritaria.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios