Agamben adelantó lineamientos de su nuevo libro



BUENOS AIRES,(Télam).- El filósofo italiano Giorgio Agamben, considerado uno de los pensadores más innovadores de la filosofía política contemporánea, presentó en la Universidad de Buenos Aires los lineamientos principales de su próximo libro sobre la raíz teológica de la economía y del gobierno, en la primera de las tres presentaciones programadas durante su estadía en Argentina.

"La tesis que intentaré demostrar es que de la teología cristiana derivan dos paradigmas políticos antinómicos pero conectados entre sí", expresó. "La teología política que funda el poder soberano en un único Dios y la teología económica que reemplaza esa idea por la 'oikonomía', considerada como un orden inmanente doméstico y no político en sentido estricto, tanto de la vida divina como la del hogar", señaló Agamben al abordar la genealogía de un paradigma que ejerció una gran influencia sobre el desarrollo y el orden global de las sociedades occidentales. Del primer paradigma, puntualizó, "derivan la filosofía política y la teoría moderna de la soberanía y de la segunda la biopolítica moderna, hasta el triunfo actual de la economía sobre todo otro aspecto de la vida social".

En una medulosa exposición seguida por más de mil asistentes, el autor de "El hombre sin contenido", "Profanaciones" y "La potencia del pensamiento", entre otros escritos, fue desgranando aspectos de la teología económica, "que conoce un desarrollo imponente entre los siglos II y V de nuestra era y queda luego en las sombras en el mundo de las ideas y entre los teólogos".

Agamben introdujo en escena el dogma de la Trinidad, "que marca el fracaso de la doctrina de la teología divina. Dios le confía a Cristo la economía, la administración y el gobierno de la historia de los hombres. La economía del hijo no tiene fundamento en el ser de Dios, es anárquica y esta idea trae consecuencias importantes. Trata de la esquizofrenia que la teología cristiana dejó en herencia a la cultura occidental, a su ética y a su política", precisó el filósofo.

Otro rasgo importante trabajado por Agamben es la providencia, doctrina desarrollada desde el siglo II al siglo XVIII: "para los teólogos hay una providencia, que funciona de manera universal y otra que concierne a los individuos. Esta última funciona como un acto de administración de política. Y este carácter doble es fundamental para entender el paradigma del gobierno".

Para Agamben, "la providencia puede funcionar solamente si los dos niveles, general y particular, están conectados. Y el gobierno es lo que resulta de esta articulación. Desde esta perspectiva, el acto de gobierno se define como un efecto colateral, exactamente como se da hoy la estrategia militar americana". ¿Cómo se produce el mal? "El acto del gobierno divino no puede ser sólo particular, es general pero en cuanto tiene efectos colaterales. El mal es un efecto colateral del bien. Es decir, que el acto de gobierno en su forma más pura es efecto colateral", consideró el pensador italiano.


Comentarios


Agamben adelantó lineamientos de su nuevo libro