Al final, enjuician a abuelo acusado de abuso

#

La madre se opuso al acuerdo que habían alcanzado el fiscal y la defensa del imputado.

Juan Thomes

NEUQUÉN (AN).- “La fiscalía quería hacer un acuerdo con el abusador y que no vaya ni un día preso. Eso no es justicia, ese no es el mensaje que queremos”. Así sintetizó Paola lo que ayer ocurrió en una de las salas de tribunales en donde, ante su oposición la fiscalía, desistió del acuerdo que había alcanzado por una pena en suspenso para un hombre que está acusado de abusar sexualmente de su nieta. Llorando y temblando, Paola explicó que “me enteré por casualidad, por la Asociación de Lucha Contra la Impunidad, que iban a hacer un acuerdo y a darle tres años en suspenso a este hombre que le arruinó la vida a mi hija, que no va a poder ser madre”. Y detalló que “a mí no me notificaron ni de ese acuerdo ni del día que se hizo la elevación a juicio, que era el último momento que yo tenía para nombrar un abogado querellante”. Ayer en una tensa audiencia ante un tribunal de jueces la fiscal Mariana Córdoba desistió de plantear el acuerdo al que había arribado con el abogado del hombre de 65 años, que está acusado de abusar de su nieta cuando al nena tenía entre 2 y 11 años. Tras esa resolución finalmente se inició el juicio con el testimonio de Paola, dado que indicó que “como habían pensado que iban a avalar el acuerdo no citaron a los demás testigos”. “Para mí es importante que se haga el juicio porque un acuerdo para que siga en libertad no me sirve a mí ni a mi hija”, señaló Paola y agregó que “esto me da la posibilidad de luchar hasta las últimas consecuencias, de haber luchado para que un violador no quede afuera”. “Me trataron de mantener con la boca callada, hasta recién en la audiencia trataron, porque el fiscal (Rómulo) Patti me amenazó con que tenía la audiencia filmada del año pasado en la que se propuso el trato pero nunca me permitieron decir que no estaba de acuerdo”. La mujer recordó que si bien radicó la denuncia en 2011, el mismo día en el que su hija se animó a contarle lo que le había pasado a su maestra, el imputado no estuvo ni un día detenido. “¿Este es el mensaje que se quiere dar a la sociedad, que violen a los familiares porque después quedan impunes, que la justicia no existe?”, se preguntó Paola. Y agregó: “No es así. No tiene que ser así. Los queremos ver tras las rejas”. El juicio en contra del hombre continuará hoy bajo la calificación de abuso sexual gravemente ultrajante por ser mantenido en el tiempo y calificado por el vínculo y por ser en contra de una menor de edad.

Neuquén


Comentarios


Al final, enjuician a abuelo acusado de abuso