Alentadores pronósticos

En los últimos meses diferentes registros estadísticos señalan una mejora en la construcción. Aunque casi todos coinciden en señalar que la falta de crédito para comprar o vender es uno de los mayores problemas. Sólo accede a nueva vivienda gente con alto poder adquisitivo. Los centros turísticos de la región se benefician con inversiones privadas.



Según los números del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), se volvió a registrar un incremento en la actividad de la construcción, comparando agosto con setiembre y según el Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción. La suba de la actividad en setiembre comparado con igual mes del año pasado fue del 38,5%, y la variación acumulada en los primeros nueve meses del año comparado con los del 2002 fue del 37,5%. Aunque, a pesar de estos esperanzadores registros, la mayoría de los especialistas y empresarios dela construcción señala que el punto débil de este sensible incremento de la actividad está centrado en la ausencia de crédito para construir o comprar viviendas. No existen en el mercado propuestas a tasas razonables que permitan vislumbrar en lo inmediato un punto de inflexión en la situación.

Sin crédito estiman que será difícil recuperar de manera sostenida la actividad de la construcción, con la importancia que esta tiene en la economía general. Como lo señaló la economista Nuria Susmel, de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas(FIEL): “El sector de la construcción se caracteriza por magnificar los ciclos económicos ante la expansión del PBI, la construcción evidencia un desenvolvimiento mucho mayor, mientras que en las etapas recesivas, esta actividad muestra caídas superiores al promedio” explicó. Si bien se observa a nivel nacional el impacto de algunas obras públicas, el crecimiento que presenta la actividad se sustenta en la realización de pequeñas obras privadas y refacciones de viviendas. Aunque esto no alcanza para satisfacer las demandas a mediano o largo plazo de un sector tan amplio como el de la construcción.

El crecimiento de este tipo de obras también consolida una tendencia: un gran porcentaje de los operarios que requiere esta escala de trabajos no son mensuali

zados, y sólo una pequeña parte registra su inscripción como monotributista, lo que en definitiva demuestra un porcentaje alto de informalidad laboral.

Desde el sector privado se advierte que la “recuperación” viene de la mano de la decisión de compra que está realizando la población que se ubica dentro del segmento ABC1. Al rubro compra de inmuebles sólo pueden acceder aquellas personas de los segmentos más altos ya que la falta de crédito obliga a cerrar operaciones sólo en efectivo.

A la ausencia de crédito de mediano y largo plazo se suma, en el caso de la provincia de Neuquén, la baja actividad que registra el Estado en materia de obras públicas en los últimos meses. Y esto último no es un dato menor, debido a la marcad dependencia que tiene el sector de la construcción en toda la provincia con la inversión pública.

Luego de una importante inyección de obras nuevas y ampliaciones de edificios públicos registrada a inicios del corriente año electoral, y una vez finalizadas una buena parte de las mismas, se notó de manera abrupta un drástico corte en la inversión pública tanto en la capital como en el interior de la provincia. Las empresas constructoras consultadas, que trabajan habitualmente con encargos del Estado, reconocen que hasta hace unos sesenta días tuvieron plena ocupación.

Un punto importante en esta recuperación de la construcción de los últimos meses se registra también en lugares turísticos como el caso de Bariloche en Río Negro o Caviahue en Neuquén. En Bariloche el rubro hotelero está realizando una inversión importante con una gran cantidad metros cuadrados nuevos y reformados.

Si bien los centros turísticos por lo general muestran una inercia propia las nuevas condiciones derivadas de la pérdida de la convertibilidad han permitido una mejora sustancial en el sector.

El caso de Caviahue también tiene sus particularidades; se calcula que para esta temporada de verano cerca de un centenar de obras nuevas estarán en ejecución en la villa, lo que significa un volumen de trabajos que no registra demasiados antecedentes en el lugar.

Nota asociada: En Villa la Angostura se están construyendo mas casas que hoteles  

Nota asociada: En Villa la Angostura se están construyendo mas casas que hoteles  


Comentarios


Alentadores pronósticos