Conocé la historia Chester, rescatado del basural lleno de papilomas

Hoy, totalmente recuperado, sus rescatistas buscan una familia para él, o padrinos para sostener su mantención. Esta nota contiene una imágen sensible.

La historia de Chester es una de tantas de perros abandonados y desprotegidos que la sociedad suele descartar como basura. Tal es así, que el animal fue encontrado en un basural, cuando apenas era un cachorro, a comienzos de octubre del 2021. Su estado era impactante debido a la gran cantidad de papilomas expuestos en toda su boca. Sin embargo, el compromiso del sentido común y el buen corazón ante este tipo de situación de determinadas personas, hizo que el perro se encuentre en la actualidad, completamente sano y feliz.

«Su diagnóstico era papilomas y los tenía en la zona de su boca en muchísima cantidad»

Relató Flor Weisman

Chester aún es un perro joven, de tamaño mediano que, apenas rasguña los 2 años de edad. Su expresión de picardía en sus ojos de color marrón claro es encantadora y muy vivaz. De pelaje corto, blanco con manchas canela le da clase y se distingue aún más entre el resto de sus amigos perrunos. Tiene un buen caracter, además es muy activo, enérgico y sociable con otras especies.

Chester es plenamente feliz y se encuentra con excelente salud y totalmente recuperado de sus papilomas

«Es feliz, le gusta jugar y es muy compañero», dicen sus actuales tías: Noelia Berlato, Florencia Weisman y Marité Huircal, un grupo de jovenes de Roca, que luchan por los derechos de los animales de manera independiente y aseguran que el animal «es muy sociable con otros perros y también con gatos y le gustan los niños». «En realidad se trata de un cachorro muy dulce», describe Weismann y agrega que «está castrado».

Su picardía en sus ojos y su buen caracter lo hacen un buen compañero de vida.


Su diagnóstico era papilomas y los tenía en la zona de su boca en muchísima cantidad – relató Weisman – lo cual le imposibilitaba en ese momento relacionarse con otros animales y comer, porque al masticar, se lastimaba mucho sus papilomas provocando su sangrado.

Cabe mencionar que el papiloma canino no es contagioso para las personas, pero si hacia otros perros ante el contacto con el animal infectado. De todos modos, la situación fue un motivo importante que dificultó aún más dar con los diferentes lugares de tránsito mientras cumplia el tratamiento médico. No obstante, este grupo de muejeres, nunca barjaron los brazos para que el perro logre su completa recuperación.
Chester pasó por guardería y también por varios hogares de tránsitos en los que por su condición, pese a las cirugías y tratamiento contra los papilomas, no mejoraba, contó Weisman. En éste último tránsito Chester se encuentra muy contenido y feliz y su recuperación es total y puede compartir con otros animales, porque no quedaron rastros de sus papilomas, aseguró la muchacha.

La salud de Chester actualmente está muy bien, ya no está en tratamiento y se encuentra listo para encontrar una familia que lo adopte, esa es la única cuenta pendiente que les resta cumplir a este grupo de proteccionistas independientes, ya que, desde el punto de vista clínico, se logró su absoluta recuperación y con excelentes resultados, incluso mejor de lo que se esperaba. ¿Nos ayudás a a compartir, para que Chester termine su historia con un final feliz?


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios