APERTURA DE SESIONES: Sobisch ratificó la política petrolera y reclamó la reforma de la 2.302

Lo criticó a Pereyra, quien había ventilado negociaciones para renovar las concesiones. Pidió que la ley del Niño no se convierta en una herramienta para lograr la impunidad.

NEUQUEN (AN).- Jorge Sobisch ratificó ayer la política petrolera, reivindicó la legitimidad que tiene hasta diciembre para definir en esta materia y criticó a Guillermo Pereyra, el líder sindical que ventiló supuestas negociaciones secretas para renovar anticipadamente las concesiones de áreas de la cuenca neuquina.

En la inauguración de un nuevo período de sesiones ordinarias, la cuestión petrolera, junto a un pedido de reforma de la ley 2.302 que protege los derechos del niño y el adolescente, fueron dos pasajes clave del discurso que pronunció Sobisch, un mensaje que tuvo una extensión de una hora y veinte minutos.

El gobernador no fue explícito sobre la existencia o no de una negociación con las compañías petroleras, pero dijo que no permitirá «bajo ningún concepto» que se «sienten en la mesa de discusión aquellos que no han sido elegidos para discutir los problemas del pueblo de Neuquén». Aunque no mencionó al sindicalista, fue un mensaje directo al autor de la denuncia. «Y espero que no haya especulaciones políticas y todos tengamos el coraje de enfrentar a aquellos que nos mandan mensajes mafiosos», advirtió, en una inequívoca alusión al único candidato a gobernador presente en el recinto, Jorge Sapag. Ambas menciones, la que apuntó a Pereyra y a Sapag, no figuraban en el libreto de 24 páginas. Sobisch fue interrumpido en 23 ocasiones con aplausos durante el discurso que fue, como anticipó este diario, un resumen de 12 años de gobierno. En el discurso de despedida de Sobisch hubo asistencia casi perfecta: faltaron dos diputados, el del MPN Carlos Irízar -se repone de un accidente-, y el de Libres del Sur, Jesús Escobar -no concurrió porque consideró que el acto iba a ser un acto partidario-.

A Sobisch lo esperaron los taxistas con un pedido de modificación de la ley 2.302, los afiliados al MPN para aplaudirlo y los ceramistas de Zanon para renovar la petición para el tratamiento de un proyecto de ley que permita expropiar la fábrica. A los dos primeros grupos se les

permitió acercarse al nuevo edificio de la Legislatura, mientras que los ceramistas quedaron lejos, detrás de un vallado ubicado a cien metros.

Sobre la ley del Niño y el Adolescente Sobisch dijo que hay que dar una «discusión serena» en la que se «privilegie la recuperación, pero que la misma no se transforme en una herramienta para que a través de la edad se obtenga impunidad». Fue un mensaje hecho a medida del reclamo de los taxistas, un gremio que lo respalda en el proyecto presidencial.

El gobernador no hizo ninguna mención a su candidatura a presidente. Sólo algunos manifestantes del partido provincial portaban carteles con la leyenda «Sobisch Presidente», pero no se observó allí gran entusiasmo con el proyecto.

Al presidente Néstor Kirchner, Sobisch lo criticó en algunos pasajes pero sin virulencia. Dijo, por ejemplo, que la Nación «avanzó y avanza sobre los recursos provinciales coparticipables para enjuagar el déficit del sistema previsional nacional y de su propio tesoro». Sin embargo, celebró la aprobación de la ley que permite el traspaso de los afiliados del sistema de jubilación privada al de reparto estatal. «Qué alegría que se acaba de sancionar en el Congreso Nacional» esa ley, dijo.

Manifestó que en la Argentina «se ha ejercido el poder sin respetar a Constitución» y sostuvo que «no la respetaron los militares que tomaron el poder por la fuerza ni los gobernantes elegidos democráticamente».

Reivindicó la enmienda de 1994 y la reforma constitucional del año último. Criticó a los «caudillos» históricos del MPN -tampoco los mencionó pero se refirió a los hermanos Sapag-, porque no modificaron el sistema de representación de mayoría y minoría en la Legislatura.

De la nueva Constitución destacó la reforma política y el reconocimiento a las comunidades mapuches. En ese punto abrió un paréntesis e hizo una advertencia. El artículo incorporado, dijo, es «al amparo de la Constitución Nacional, la Constitución Provincial, la bandera argentina y la bandera de la provincia; respetamos a nuestras comunidades y ellos deben respetar nuestro territorio nacional».

El discurso no tuvo anuncios, sí anticipos. Dijo que existe «una oferta concreta» de la empresa israelí Mekorod para financiar el proyecto de riego del corredor productivo Challacó-Arroyito-El Chocón. También destacó que avanza el proyecto de inversión de exploración minera para la extracción de potasio. Este tema fue un anunció que Sobisch formuló el año anterior, pero ahora incorporó datos sobre lo que puede representar el negocio en el que están invirtiendo las dos mineras más grandes del mundo.

El gobernador cerró el discurso con el tema del conflicto docente. Dijo que el pedido de aumento de sueldo que formuló ATEN es un «absurdo» .


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios