Aprobaron la emergencia sin recorte de sueldos

Fue sancionada por mayoría. Sólo el bloque del ARI se opuso. Entre otras cosas, la ordenanza permitirá al Ejecutivo renegociar contratos con empresas que prestan servicios en la ciudad.



NEUQUEN (AN).- El Concejo Deliberante de Neuquén aprobó ayer la ordenanza que establece la emergencia económica, una herramienta que entre otras cosas le permite al Ejecutivo renegociar los contratos que unen a la comuna con las empresas que están ejecutando obras o prestan servicios en esta ciudad.

El bloque de concejales de Alternativa por una República de Iguales (ARI) votó en contra del tan mentado proyecto que está lejos de contemplar la idea original que había barajado el intendente Horacio Quiroga. Entre otras cosas, quedó afuera el promocionado descuento de sueldo del intendente, de todo su gabinete e incluso de los ediles y los integrantes de organismos descentralizados. Con esos recortes, el secretario de Hacienda Martín Farizano había calculado un ahorro anual de un millón de pesos. Como ni siquiera la presidencia del cuerpo, estaba dispuesta a ceder entre el cinco y el diez por ciento del salario, no se habló más del tema.

En cambio, por primera vez el bloque del Movimiento Popular Neuquino se interesó por poner bajo la lupa los nombramientos políticos que ha venido realizando Quiroga. Para esta iniciativa hay varios interesados, como por ejemplo el Frente Grande y el ARI.

Durante la cesión de ayer la iniciativa del Ejecutivo tuvo varias críticas pero terminó siendo aprobada por mayoría. La concejal del Partido Justicialista Norma Miralles cargó contra Quiroga y su emergencia económica: "La municipalidad está fundida, no sé si será por la impericia del intendente o porque no había un programa de gobierno. Frente a este panorama hay 300 funcionarios que nunca están en su puesto de trabajo y los que están no atienden a la gente". Sin embargo, la ex legisladora nacional aprobó la emergencia económica porque de no apoyarla "habrá más desocupación", dijo aludiendo a una posible interrupción de obras.

El ARI fue el único que le dio la espalda a la emergencia económica.

"La emergencia prioritaria es la que hay en el orden social, laboral y alimentario; y este proyecto no atiende estos aspectos", fue elocuente la concejal Graciela Cuerelly. Y enseguida concluyó que "la emergencia no puede ser algo declamativo, sino que debe demostrarse" y se quejó porque Farizano "salvo una exposición informal" no presentó ninguna documentación para avalar el riesgo en el que estarían las arcas municipales.

El presidente del bloque del MPN, Federico Brollo, advirtió que en la bancada que encabeza "hemos sido cuidadosos de no ir más allá de los que creemos que es la herramienta que necesita la coyuntura". Brollo añadió que el Ejecutivo "no puede modificar las relaciones de trabajo con su personal ni modificar el Estatuto municipal". El jefe de los concejales del partido provincial envió un mensaje clarísimo a Quiroga: "Al momento de la discusión de gastos que hay que achicar es necesario que se analice seriamente la planta política del municipio, porque en este tema hay materia para aclarar y recortar".

La votación por la emergencia salió por mayoría 13 a tres. Hubo un pedido de modificación de un artículo por parte del Frente Grande para la que hubo opiniones encontradas.

Allí tuvo que desempatar el presidente del CD, Néstor Burgos, quien utilizó su doble voto.

Reflotan el proyecto de Chihuido I

NEUQUEN (AN) - El viejo proyecto de construir el complejo hidroeléctrico Chihuido I en el río Neuquén, cercano a la localidad de Bajada del Agrio, fue reflotado por la empresa Cartellone, que presentó un completo estudio de la obra y propuso realizarlo en tres años por el régimen de iniciativa privada. La firma, que tiene como antecedente en la materia la construcción del dique Potrerillos, en Mendoza, presentó un completo estudio a la comisión de Energía de la Legislatura provincial, cumplimentando un compromiso asumido a fines del año pasado.

El proyecto constituye una alternativa a la propuesta que desde hace un par de años realizó la Empresa Pescarmona, para construir Chihuido 2, aguas más abajo.

A diferencia de aquella iniciativa, esta de Cartellone garantiza la regularización de las crecidas merced a una mayor capacidad de contención. Por otra parte, este es uno de los fundamentos que dio lugar a un proyecto original de hace varios años elaborado por la desaparecida empresa estatal Agua y Energía.

La oferente detalla que la obra contendrá una central con capacidad de 369 megavatios, la realización del canal Lolol Co, de 127 kilómetros, para suministrar agua potable a Cutral Co y Plaza Huincul y a la vez asegurar el regadío de más de 6.000 hectáreas. A lo largo de la construcción de la presa se generarán, siempre según la empresa, 1.250 puestos de trabajo y un impacto de 800.000 dólares en la economía provincial. Claro que la iniciativa de Cartellone contempla el aporte de 12.000.000 de pesos por año desde que se ponga en marcha el trabajo, a cargo de Neuquén.


Comentarios


Aprobaron la emergencia sin recorte de sueldos