Cuadernos: De Vido negó todo y hubo desfile de empresarios ante el juez

El detenido exministro fue trasladado a Tribunales ante el juez Bonadio. En un escrito, negó haber recibido coimas por la obra pública: “Es descabellado”.

Wagner, de la Construcción, se sumó a la lista de empresarios arrepentidos. Betnaza,de Techint, volvió a apuntar a exfuncionarios K. Y se presentó Aldo Roggio.

11 ago 2018 - 00:09

“Ni en bolsos, bolsita, sobre, caja”. Julio De Vido, declaró ayer ante el juez Claudio Bonadio en la causa de los “cuadernos”. El ex ministro de Planificación, acusado de ser uno de los organizadores de la supuesta asociación ilícita, negó haber recibido pagos ilegales y exigió ser sobreseído. El detenido ex titular de la Cámara de la Construcción (Camarco), Carlos Wagner –de gran relación con De Vido y pieza central del sistema de administración de la obra pública K- acordó con el fiscal Carlos Stornelli, ser un nuevo colaborador. De manera sorpresiva, el empresario Aldo Roggio, que tenía indagatoria recién el martes, apareció en Comodoro Py por la tarde y se esperaba también su “arrepentimiento”.

“Quien suscribe, en modo alguno ha formado parte de una asociación ilícita de ningún tipo destinada a organizar un sistema de recaudación de fondos para recibir dinero ilegal y enriquecerse ilegítimamente”, sostuvo De Vido. El ex ministro fue trasladado del Penal de Marcos Paz, donde se encuentra detenido, a Comodoro Py, donde presentó personalmente un escrito ante Bonadio: ”La imputación resulta descabellada”, agregó. En esa línea, pidió al juez que cite a los efectivos de la policía que lo custodiaron como ministro, para demostrar que no estuvo en los sitios en que lo ubican los cuadernos del chofer Oscar Centeno.

Para Bonadio y Stornelli es central la declaración de Wagner, titular de Camarco entre 2004 y 2012, y dueño de la constructora Esuco. Según Centeno, habría pagado al menos u$s 1,5 millones al gobierno K. Ayer se convirtió en el nuevo empresario colaborador y, al cierre de esta edición, todo indicaba que saldría en libertad.

Quien ayer declaró por segunda vez es Luis Betnaza, director Corporativo de Techint. El martes se presentó ante el fiscal y aseguró que De Vido le había pedido dinero a cambio de interceder ante Venezuela, por la expropiación de la Siderúrgica del Orinoco, del grupo Techint, que aún el gobierno de venezolano de Hugo Chávez no había pagado. Esto fue en 2008, sin ninguna campaña electoral en curso, por lo que el dinero, a diferencia de lo que argumentaron el resto de los empresarios, no pudo ser para eso. Techint habría pagado más de u$s 300 mil para destrabar la situación en Venezuela. Ayer, Betnaza amplió nombres de ex funcionarios y montos entregados.

Ya hay seis empresarios “arrepentidos”
Hay 6 empresarios arrepentidos: Angelo Calcaterra (ex dueño de Iecsa); Jorge Sánchez Caballero (ex CEO de Iecsa); Juan Carlos Goycoechea (Isolux); Héctor Zabaleta (Techint) y Carlos Wagner (ex titular Cámara de Construcción y dueño de Esuco).
Todos, menos Calcaterra que nunca estuvo detenido, fueron liberados. Wagner esperaba su liberación ayer.
La causa tiene 14 detenidos: 8 empresarios y 6 ex funcionarios del gobierno K.
Dólar
29,85
alcanzó ayer el dólar. En medio del escándalo que involucra a empresas, subió un 4%.
López: “Ese dinero no es mío; fui un chivo expiatorio”
Cuadernos: De Vido negó todo y hubo desfile de empresarios ante el juez
José López, exsecretario de Obras Públicas de la Nación

José López declaró ayer en el juicio oral en el que está acusado por enriquecimiento ilícito. El ex secretario de Obras Públicas dio su versión sobre lo que sucedió en la madrugada del 14 de junio de 2016 en que fue detenido, cuando intentaba esconder en un convento bolsos con casi 9 millones de dólares, 153.000 euros, 59.000 pesos y relojes Rolex. Aseguró que no llegó solo al convento, sino que fue escoltado, y que “personas de la política” le habían ordenado esconder ese dinero que “no le pertenecía”.

“Ese dinero no es mío. Era de personas vinculadas a la política de las que no puedo hablar. No sé bien quienes son todos, ni quiero saberlo”, afirmó López ante el Tribunal Oral Federal 1. El ex funcionario aseguró que “cumplía una diligencia encomendada, en la que yo tenía que llevar los bolsos al convento. A partir de allí se los iba a ir retirando para darle otro destino”.

López aceptó, al principio de la audiencia, responder preguntas de su defensora y del tribunal. Luego de algunas preguntas de su abogada, que respondió negándose a dar detalles de nombres y lugares, decidió repentinamente no responder más y pidió terminar su declaración.

El ex funcionario K, aseguró que fue “usado como chivo expiatorio, como una maniobra para poner la atención pública en otro lugar”. “Lo secuestrado esa noche no me pertenece. Me forzaron a hacer el traslado al convento y me expusieron a mí para no quedar expuestos ellos. Me arrepiento de no haber tenido la claridad y la fortaleza suficiente para resistir las presiones e intimidaciones que padecí”, reiteró, sin aclarar quienes eran “ellos”.

“Me escoltaron tres personas, una en moto y dos en un auto. No eran simples acompañantes: son las personas que me entregaron el dinero”, dijo sobre la madrugada en que fue detenido, y afirmó: “ni yo, ni mi esposa, ni nadie de mi familia se enriqueció con la función pública”.

Buenos Aires

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.