Arslanian: López podría no estar con vida



#

Diversas organizaciones marcharon, a tres meses de la desaparición de López.

Organizaciones de derechos humanos marcharon ayer para reclamar la aparición con vida de Jorge Julio López al cumplirse tres meses de su ausencia, el mismo día en que el ministro de Seguridad bonaerense, León Arslanian, admitió que el testigo podría no estar con vida.

Arslanian reconoció ayer que se debilita la posibilidad de que el querellante en la causa contra el represor Miguel Etchecolatz pueda ser hallado con vida y volvió a inclinarse por la hipótesis del secuestro. “A medida que transcurre el tiempo la hipótesis de que se fue por su cuenta se debilita y crece (la idea) que haya sido víctima de un secuestro”, dijo el ministro a radio Del Plata.

En este sentido, abundó que “no descarto nada, pero parece que, hoy por hoy, hay más evidencia de lo segundo que de lo primero”. Cuando el periodista le sugirió si, a esta altura, los temores también hacen creer que López ya no esté con vida, Arslanian respondió “probablemente sí”, pero subrayó que “de todas maneras, nosotros mantenemos vivas todas las hipótesis”.

Es que la realidad demuestra que desde el 18 de setiembre pasado, cuando López desapareció, no se halló ningún dato cierto que permita esclarecer cuál es su paradero. López, de 77 años, fue visto por ultima vez cuando salió de su casa en el barrio Los Hornos de La Plata horas antes de presenciar la acusación en el juicio contra el represor Miguel Etchecolatz, que él había impulsado como sobreviviente de la dictadura.

Las organizaciones de derechos humanos están convencidas que su ausencia es un castigo de las fuerzas represivas contra los testigos que puedan presentarse a declarar en causas reabiertas por derechos humanos.

Kirchner, por su parte, rechazó que haya fracasado la búsqueda, advirtió que habría “fuerzas de seguridad que actúan corporativamente” para encubrir su paradero y enfatizó que este caso “hay que esclarecerlo cueste lo que cueste”. (DyN/Télam)


Comentarios


Arslanian: López podría no estar con vida