Asaltaron a un concejal y a toda su familia en Plottier

Carlos Coggiola estaba en su casa, en un barrio privado. Irrumpieron tres encapuchados armados. “Se equivocaron de persona”, dijo la víctima.



#

Los delincuentes se ocultaron entre unos pinos y aprovecharon el momento en que los vigiladores del barrio cerrado recorrían otro sector. (Fotos: Yamil Regules)

Violento episodio

NEUQUÉN (AN).- Fueron 20 los minutos de desesperación e incertidumbre que vivió la familia del concejal de Plottier Carlos Coggiola. Tres jóvenes encapuchados y armados ingresaron a su casa el domingo por la noche, en un barrio privado de esa localidad, y luego de amedrentar y maniatar a toda la familia se llevaron numerosas pertenencias y una suma de dinero menor.

El robo se produjo en el barrio Jardines de Hilmar, ubicado al este de Plottier, sobre la calle Alberdi al 800. Es uno de los numerosos loteos cerrados que existen en la zona de chacra.

Ayer por la mañana Coggiola permanecía junto su familia en la casa mientras la policía terminaba de hacer las últimas diligencias en la vivienda. Algunos vecinos se acercaron para expresarles su solidaridad y apoyo ante lo sucedido.

Los brazos de Coggiola todavía tenían signos de irritación, producto de los cables con los cuales lo habían atado. Relató que alrededor de las 22 “estaba sentado en sillón con mi mujer, mirando el discurso de Macri, y los chicos estaban cenando en la cocina. De pronto escuchamos un ruido y vimos a los tres tipos. Entraron por la puerta principal, que estaba abierta porque estamos acostumbrados a que sea (un barrio) tranquilo”, detalló.

El accionar de los ladrones fue rápido. Las víctimas sólo llegaron a ver dos armas de fuego pero no pudieron distinguir los rostros porque los delincuentes tenían buzos con capucha para taparse. Su única reacción fue tirarse al piso y cumplir con las demandas de los ladrones.

El concejal explicó que los sujetos estaban “tranquilos” y que “nos trataron muy bien, no nos pegaron ni nos amenazaron”.

En total había siete personas en al casa al momento del robo: el matrimonio y los cinco hijos, de 6, 8, 10, 17 y 20 años. A los más pequeños los dejaron junto a su madre, sin ataduras en la cocina; al resto los llevaron a una habitación y comenzaron a exigirles el dinero de la caja fuerte. “Ellos decían que tenían un dato, que me habían vendido. Pero yo creo que se equivocaron de persona, porque yo no tengo caja fuerte”, sostuvo Coggiola.

Los 20 minutos que duró el asalto fueron suficientes para que los delincuentes “dieran vuelta la casa: bajaron todos los cuadros y desparramaron nuestras cosas por todos lados. Pero no encontraron ninguna caja fuerte. Yo no tengo nada, aclaró”, señaló.

Poco conformes, los ladrones comenzaron a apropiarse algunas pertenencias de la familia: cadenas de oro, anillos, relojes de gran valor, una cámara fotográfica con dos lentes y, entre otras cosas, una mochila para guardar todo y cerca de 5.000 pesos en efectivo. Luego escaparon por donde habían entrado, un pequeño agujero del cerco perimetral del barrio que da justo frente a la morada de los Coggiola.

La familia pudo soltarse de las ataduras 20 minutos después de que los ladrones se retiraran y entonces dieron aviso a la policía. “Afortunadamente no nos lastimaron y los chicos están bien”, concluyó el edil.


Comentarios


Asaltaron a un concejal y a toda su familia en Plottier