ATEN reivindicó la presencialidad, pero advirtió que habrá condicionantes

Desde el sindicato docente advirtieron que aún es "apresurado" anticipar que las clases volverán el 3 de marzo. Analizaron que el estado sanitario será clave para decidir.

El sindicato aún mantiene un frente salarial abierto con el gobierno. (Foto archivo: Mauro Pérez).

El sindicato aún mantiene un frente salarial abierto con el gobierno. (Foto archivo: Mauro Pérez).

“La presencialidad es insustituible, no hay forma de reemplazar el contacto cara a cara, el afecto, la empatía y la interacción que se da en los espacios pedagógicos”, aseguró la secretaria adjunta de ATEN, Susana Delarriva, sobre la posición del gremio docente respecto de una vuelta a las aulas.

Sin embargo, afirmó que habrá condicionantes para retomar las clases en marzo y que el principal será el sanitario. Indicó que el ministerio de Educación les compartió los protocolos elaborados y que el sindicato ya presentó algunas observaciones, como la falta de claridad sobre cómo funcionará la dualidad entre lo virtual y lo presencial en la tarea docente. “También vimos que se depositan muchas responsabilidades en los equipos directivos y se diluye el gobierno”, añadió.

Delarriva planteó que el tema salarial y la infraestructura de los establecimientos también actuarán como condicionantes, aunque insistió en que el principal punto a mirar será el sanitario. “Y eso ya no va a tener que ver con nuestra opinión, sino con el comportamiento del virus”, aseguró. “Todavía es muy apresurado decir que las clases presenciales van a arrancar el 3 de marzo”, evaluó.

Para la docente, la vuelta a la presencialidad debe pensarse como “un concepto político de reforzar los lazos pedadógicos y no como una necesidad de encubrir que no son capaces de garantizar una educación virtual, si fuera necesario, en 2021”. “El 2020 lo tomó por sorpresa, pero este año no”, sostuvo.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


ATEN reivindicó la presencialidad, pero advirtió que habrá condicionantes