“Autocrítica en seis años de gestión (PJ)”

A raíz de que en septiembre hay elecciones internas en el Partido Justicialista de Allen y que voy a entregar mi mandato como secretario general (mandato vencido desde hace dos años), quiero comunicar a toda la comunidad de Allen y especialmente a todos quienes votaron al Frente para la Victoria en las elecciones pasadas, que me parece oportuno aclarar que no se confundan con los roles de gobierno municipal del FpV y el del PJ (el cual aún represento). El partido no tiene nada que ver con la administración municipal y quienes están disconformes con los errores de los funcionarios municipales tendrían que reclamarles a ellos por esos errores y no criticar, o involucrar, a la unidad básica del Partido Justicialista por errores o promesas incumplidas. Yo, como secretario general de la unidad básica del Partido Justicialista de Allen, debo hacer mi autocrítica. En primer lugar debo pedir disculpas a los afiliados al peronismo, que nos votaron para presidir la unidad básica local y que perdimos el primer año de gestión partidaria por un internismo feroz, entre los distintos sectores que la componen y no nos podíamos poner de acuerdo para conformar la Comisión Directiva, porque la minoría pretendía la Secretaría de Organización y Acción Política, cargo que sí o sí, aunque sea por un voto, es de la lista ganadora, de acuerdo con la Carta Orgánica Partidaria. Esto lo confirmó en su momento el expresidente del Partido Justicialista de la provincia de Río Negro, el recordado compañero Carlos Soria. Las reuniones eran de muchas discusiones y con los ánimos bastantes caldeados para ponernos de acuerdo –la minoría insistía en imponer su criterio–, lo cual en este ámbito democrático a muchos integrantes les molestaba, ya que se producían peleas de momento. Y así pasaron los meses y se fueron los dos primeros años. En honor a la transparencia con la cual siempre procedí y sin hacer reproches, debo decir que los afiliados que respondían a la compañera Elena (Cora) Cabrera, por orden de ella renunciaron en forma verbal a la comisión. Fueron los siguientes afiliados: Elena Rivas, Sara Barrera, Marcelo Bizotto, Elba Verdugo; también Graciela Miguel porque no soportaba los gritos, insultos y peleas de un conocido dirigente; como así también Jorge Gancedo, quien ocupaba la Secretaría de Finanzas y retuvo documentación de la UB que tenía a cargo. Esperamos varios meses y, al ver que no entregaba dicha documentación, tuve que realizar una denuncia penal en la Comisaría 33ª del barrio Norte, por “retención indebida de la documentación”, ante la cual también se negó a entregarla. La denuncia quedó radicada en el Juzgado Penal Nº 2 de General Roca (año 2013). También se habló mucho, públicamente y sin conocimiento, del dinero que se recaudaba con el artículo Nº 30 de nuestra Carta Orgánica Partidaria. Debo decir que los funcionarios municipales que como afiliados aportan al artículo 30 son siete, entre los concejales, secretarias y Tribunal de Cuentas, y quienes no aportaron en los cuatro años del mandato, quienes dejaron de aportar y quienes deben los primeros cuatro meses son once funcionarios municipales (en total). Debo informar que la deuda del artículo 30 no caduca aunque dejen los cargos, porque están comunicados por carta documento. En los últimos dos años se agravó un problema de salud que venía padeciendo, por lo cual los médicos me aconsejaron reducir al mínimo mis actividades por las distintas intervenciones quirúrgicas que padecí. Así y todo seguí trabajando en la UB. Estamos por inaugurar mejoras edilicias en nuestra sede, sita en la avenida Perito Moreno (donde no se puso un ladrillo en los últimos 30 años). Deseo dejar en claro que lo aquí expuesto no obedece ni al rencor ni a resentimientos personales, y es mi sincero deseo que las autoridades partidarias que surjan del voto de los afiliados que nos reemplazarán tengan una buena gestión y sin obstáculos (como me tocó en mi gestión). También espero por el bien de nuestro partido que los afiliados justicialistas allenses elijan los mejores hombres y mujeres de nuestra militancia partidaria y que lleven en alto el respeto hacia el partido y que las decisiones se tomen dentro del mismo, como corresponde. Que se utilice nuestro PJ como formador de nuevos políticos y no sólo como un sello para las elecciones. Luis Rodríguez, DNI 8.215.977 Allen

Luis Rodríguez, DNI 8.215.977 Allen


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios