Auxilio de 35 millones para que ARSA pueda pagar aumentos de sueldos

El gobierno provincial giró fondos extraordinarios a la empresa estatal responsable de los servicios de agua y cloacas. Desde la firma dicen que no tienen recursos propios para afrontar los compromisos salariales porque la tarifa está atrasada.

El gobierno provincial decidió girar un aporte extraordinario de 35 millones de pesos a la empresa Aguas Rionegrinas Sociedad Anónima (ARSA), para dar cobertura exclusivamente a las necesidades salariales.

El presidente de la firma estatal, Omar Grill, aseguró ante “Río Negro” que no pueden afrontar los compromisos surgidos de las últimas negociaciones paritarias, que definieron reajustes en los haberes del personal.

El funcionario argumentó que la tarifa está atrasada en un año y puso como ejemplo que en la actualidad el mínimo que pagan los usuarios es de 500 pesos bimestrales.


Señaló que durante varios meses “apostamos a que el 95% de aumento autorizado por el gobierno provincial a fin del año pasado era un oxígeno, pero con la inflación la alegría nos duró cuatro meses”.

Grill describió que el primer componente de gastos de la empresa son los salarios y que en segundo lugar -gravitando mucho por ser gran consumidor- está el costo de energía. En ese sentido, informó que llegan facturas de 25 millones de pesos mensuales y con intereses de cuatro o cinco millones cuando hay atrasos en los pagos.

La empresa también tiene en el tercer renglón de obligaciones la adquisición de productos químicos para la potabilización del agua, y al panorama se suma una reducción en la recaudación, ubicándose en el 70% entre pagos al día y recupero. Tiempo atrás, los ingresos rondaron el 80% sobre unos 200.000 usuarios.

Apostamos a que el 95% de aumento autorizado por el gobierno provincial a fin del año pasado era un oxígeno, pero con la inflación la alegría nos duró cuatro meses”.

Omar Grill, titular de ARSA.


Como primera medida, el directivo recordó que hay solicitudes de revisión de la tarifa que debe definir el Departamento Provincial de Aguas (DPA), en su rol de ente regulador.

Paralelamente, dijo que se están extremando recursos y se impulsan modificaciones internas para reducir erogaciones.

En ese lote de medidas están la reducción de presión del agua en algunos conglomerados de la provincia en temporada baja, evitando así roturas y reparaciones de cañerías, además de proceder a entregar agua potable en base a la demanda requerida sin excesos.

Los usuarios

200.000
boletas distribuye la empresa del Estado provincial. El padrón de cumplidores cayó en los últimos meses al 70%.

Ese Plan Ordenado de Operaciones (POO) incluye la evaluación de la búsqueda de soluciones alternativas en la eficiencia energética, por caso el uso de centrales hidroeléctricas de abastecimiento energético sin tener que apelar a la distribuidora eléctrica Edersa.

La empresa está embarcada en otros planes para diseñar una política de expansión a cinco años. Para ello tomaron contacto con la Dirección Nacional de Agua Potable y Saneamiento (DNAPS), para aplicar en conjunto un Plan de Gestión y Resultados (PGR).

Una vez que se conozcan las conclusiones de ese diagnóstico, ARSA podría acceder a líneas de financiamiento internacionales con el fin de realizar nuevas obras en procura de mejorar las condiciones de los servicios de agua potable y cloacas en toda la provincia.


Temas

ARSA Economía
Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora