Baile y cortes a orillas del Nahuel Huapi

* ¡Aguante Cascón! La alegría aliancista no tuvo reparos. Hasta el futuro flamante concejal Marcelo Cascón se permitió unos pasos de baile. Al son del contagioso clima de la victoria todo fue posible.

* Todo mal. El desbande del peronismo empezó un buen tiempo antes de los desastrosos resultados que obtuvieron. Desde temprano la desesperación ganó sus filas debido a que no tenían el número suficiente de fiscales. Un síntoma de partido chico.

* A ver si precisás. El corte de boletas fue lapidario para las autoridades de mesa. Uno de los primeros resultados, en una mesa femenina, daba que Feudal había sacado "bocha" de votos, mientras que De la Rúa llegó a "un montón". "¿Y Accavallo?" preguntó un periodista. "Muy poco, casi nada" respondió la fiscal.

* Exagerado. "Hoy perdió Bariloche", dijo Carlos Bravo que le dijeron. Para algunos peperreístas no fue suficiente con el 20 por ciento obtenido por su lista.

* Basura. En medio de la euforia aliancista, algunos vecinos se preguntaban qué pasaría hoy con el papelerío que quedó por toda la ciudad luego de los festejos. Con el Soyem de paro hace semanas, si alguien no se hace cargo del tema el problema será mayúsculo. Para algunos era tarea reservada para los alegres ganadores. Para otros, de los trabajadores municipales que podrían hacer un alto en la medida de fuerza para limpiar.

* Leyendas. "Andá a laburar", "queremos trabajo", fueron sólo algunas (las más suaves) de las leyendas que aparecieron impugnando los votos de Bariloche.


Comentarios


Baile y cortes a orillas del Nahuel Huapi