Bariloche aprobó su Presupuesto para el 2006

El Ejecutivo prevé gastos por unos 69 millones de pesos.



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El Concejo Municipal aprobó ayer por mayoría el presupuesto 2006 sin efectuar modificaciones al proyecto presentado por el Ejecutivo, que prevé erogaciones por 69.516.500 de pesos.

El Presupuesto prevé destinar 10,56 millones al área de Promoción Social (con sueldos incluidos) y 21,51 millones a Obras y Servicios Públicos. Por los argumentos del oficialismo fue la necesidad de sancionar el presupuesto para iniciar sin demora las obras que sólo pueden realizarse durante el verano.

Como se lo había propuesto, el oficialismo hizo valer su predominio de 6 votos contra 4 (estuvo ausente Andrés Martínez Infante, de Encuentro) luego de subrayar que “es de buena administración” comenzar el año con el presupuesto aprobado.

Con idéntica votación fue sancionada también la ordenanza que impuso un aumento del 40 por ciento en las remuneraciones del intendente y del resto de la planta política.

En el debate, los concejales de Encuentro, Mara y el PJ se quejaron de la presión para darle tratamiento “sin contar con la información necesaria”.

El presidente de la comisión de Economía, Diego Breide, observó que para determinar si son razonables las cifras de recaudación estimadas por el Ejecutivo debían contar con los estados de ejecución presupuestaria de todo el año en curso, pero sólo recibieron los correspondientes a agosto, septiembre y octubre.

Dijo no entender bajo qué lógica el municipio mantiene un ahorro de 7,4 millones de pesos en depósitos bancarios -que le reportan un pobre rendimiento financiero- en lugar de aplicar al menos una parte al pago de deudas que acumulan intereses judiciales muy superiores.

En cuanto a la partida de personal, Breide se quejó de que no esté detallada la nómina de empleados de cada categoría, como el Ejecutivo había accedido a incorporar en los presupuestos anteriores.

Señaló también como un “signo de alarma” que se destinen a los sueldos casi el 70% del total de ingresos corrientes, cuando en el ejercicio actual esa proporción fue inferior al 62%. “Si seguimos en esta línea -advirtió-, en dos años vamos a dejar una herencia igual o aún peor que la recibida por este gobierno”.

Contra esas sospechas cargó el jefe del bloque oficialista, Hugo Cejas, quien desmintió que exista una tendencia a incrementar a futuro el gasto en personal. También imputó a los concejales opositores la negativa a “trabajar en conjunto con el Ejecutivo” para aclarar las dudas, como sí lo hizo el bloque radical.

Sandra Guerrero (Mara) dijo que es imposible cotejar la razonabilidad de los números sin contar con los ejecutados y las conciliaciones bancarias.

Lamentó que no haya por parte del Ejecutivo y sus concejales afines un “interés profundo en discutir el presupuesto, sino sólo en aprobarlo” y sostuvo que su tratamiento en una sesión extraordinaria “es un paso atrás”.

También Silvina García Larraburu (PJ) repasó algunos datos contenidos en el proyecto y cuestionó el incremento de 8 millones de pesos en la planta de personal temporario y la inclusión como “aportes no reintegrables” de lo que en realidad son “préstamos financieros”.

El titular del cuerpo, Marcelo Cascón, optó por politizar la discusión y recordó que tanto la Nación como la provincia también forzaron la marcha para tener sus presupuestos aprobados antes del 1 de enero.

Fuerte aumento en los sueldos políticos

Las remuneraciones del intendente, los concejales y el resto de los funcionarios políticos recibirán un aumento del 40% a partir del próximo mes, según lo establecido en una ordenanza aprobada ayer por el Deliberante.

La nueva escala de haberes quedó atada a la categoría 24 del escalafón de planta permanente, de modo que cualquier corrección a futuro en los haberes también beneficiará a los políticos.

El texto aprobado tomó como base el proyecto enviado por el Ejecutivo, aunque a instancias del bloque radical se incluyó una pequeña corrección para elevar la asignación de los miembros del Tribunal de Cuentas, que cobrarán el 50% de la remuneración del intendente.

Los concejales, en tanto, percibirán el 90% de los haberes asignados al titular del Ejecutivo, lo mismo que los secretarios. Los subsecretarios el 80% y los directores generales el 70%.

El artículo 1 establece que la remuneración del intendente será una suma equivalente a “tres básicos de la categoría 24 del escalafón de la planta permanente municipal, más adicionales de zona fría y de ley, aplicables a dicha categoría”.

Actualmente la categoría 24 (la más alta) tiene un básico de 1.095 pesos y el plus por zona fría es del 40%, de modo que el intendente cobraría 4.118 pesos.

La última reestructuración salarial para los políticos había sido en 1992 y desde entonces los haberes del personal de planta y contratado fueron aumentados varias veces “provocando una distorsión en lo referente a jerarquías y responsabilidades con la retribución asignada”.


Comentarios


Bariloche aprobó su Presupuesto para el 2006