Bariloche: sospechan de las declaraciones juradas

Se cree que comerciantes ocultan la facturación real

RIO NEGRO

La intendencia de Bariloche sospecha que los comerciantes y empresarios de la ciudad ocultan su verdadera facturación, a partir de la cual se calcula el pago de la tasa municipal, porque en el primer semestre las ventas declaradas crecieron sólo un 3,4 cuando la estimación del equipo económico es de 25%.

El crecimiento de facturación declarada por empresarios y comerciantes entre el segundo semestre de 2013 y el primero de este año promedió el 3,5 %, pese a la inflación. Hacienda «redoblará los esfuerzos» para detectar los intentos de evasión.

La información fue suministrada a los concejales por el titular del área, Guillermo Pérez Gallinger, que aseguró que junto a su equipo trabaja para «demostrar que las ventas declaradas no son correctas» e incrementar la recaudación de la tasa comercial durante el segundo semestre.

Reconoció que hay una deuda de 19 millones de pesos con proveedores que consideró como «razonable al funcionamiento municipio, no hay nada parado por que se le deba algo a un proveedor».

El funcionario centró sus expectativas en el convenio que sellarán con la AFIP para entrecruzar datos en el convencimiento de que los contribuyentes tienen «mayor percepción de riesgo» ante el organismo nacional y que «las mentiras son superiores con el organismo local», dijo.

Pérez Gallinger concurrió a la reunión de la comisión de Economía junto al subsecretario de Hacienda, Horacio Brucellaria, para informar sobre la situación financiera general del municipio, la proyección de la recaudación de la tasa comercial y el uso del descubierto bancario.

Sus explicaciones fueron recibidas con moderado escepticismo por los ediles de la oposición, en particular por Alfredo Martín (FG) que reclamó gestos concretos de «austeridad» al Ejecutivo.

Su planteo movilizó una rápida respuesta del oficialista Alejandro Ramos Mejía, que defendió la gestión municipal con duras críticas al gobierno provincial.

En el cruce con sus pares, Martín insistió con que «en estas épocas de crisis hay que ser muy austeros» y pidió que «dejen de nombrar gente por resolución».

Gallinger estimó que con las últimas acciones de fiscalización la recaudación de la tasa de comercio va a superar la previsiones presupuestarias y confió en que esa mejora permitirá reducir el uso del descubierto bancario que en agosto superó el tope del 1% del presupuesto que, antes de la ampliación, era de $ 807 millones. El funcionario dijo que el descubierto bancario en agosto alcanzó $11,5 millones pero que no generó intereses porque ese pico se produjo en los días que su utilización no es onerosa para el municipio.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios