Bariloche: un festejo como no ocurría en años

El desfile tuvo una masiva participación.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- La masiva participación en los festejos por el aniversario de la ciudad fueron ayer el comentario obligado de los barilochenses, que desde hace años no celebraban con un programa tan nutrido.

El acto de mayor convocatoria fue el desfile realizado en la calle Mitre, que se prolongó durante dos horas y fue presenciado por más de 5.000 personas. La colorida sucesión de grupos y delegaciones incluyó a representantes de escuelas, clubes, colectividades, centros tradicionalistas, fuerzas de seguridad, bomberos y Parques Nacionales.

El programa de este aniversario -que contrastó con la austeridad de años anteriores- se completó con dos festivales folklóricos (uno en la víspera y otro el mismo miércoles en el Centro Cívico), el clásico homenaje a antiguos pobladores, la entrega de títulos de propiedad a 50 familias de barrios humildes y un cierre a toda orquesta con fuegos artificiales en el puerto San Carlos.

Los actos comenzaron el martes en el SCUM con la inauguración de una muestra de la asociación de amigos del museo de Bellas Artes y la primera presentación del año del Coro Juvenil Municipal. Desde ese mismo día y hasta el 15 de mayo se exhibirá en el hall del municipio una muestra referida a la llegada del ferrocarril a Bariloche.

En la noche de víspera de los festejos centrales se realizó un importante festival en el gimnasio del colegio Don Bosco, que presentó un lleno total y se prolongó hasta la madrugada del 3 de mayo.

Los festejos continuarán hasta el viernes 12 con torneos de voleibol, tenis, ciclismo, y otros campeonatos alusivos a la celebración, y con la primera actuación de la orquesta municipal Infanto Juvenil de Cuerdas, que tendrá lugar el martes 9 en el SCUM.

A la hora de las repercusiones, muchos destacaron ayer que la concurrencia a los distintos actos tuvo pocos antecedentes, al menos en la última década. También tuvo múltiples ecos el incidente que enfrentó al intendente Atilio Feudal con un grupo de piqueteros de los barrios Altos, a quienes les recibió un petitorio en reclamo de trabajo y ayuda social.

La jornada se había iniciado con la formación e izamiento de la bandera en el Centro Cívico y una ceremonia religiosa realizada en la parroquia Medalla Milagrosa. Luego, antes del mediodía, Feudal inauguró la plaza mayor del Centenario, en Onelli y Sobral.

Por la tarde, uno de los momentos salientes de la fiesta fue el homenaje que recibieron 12 antiguos pobladores en la escuela 16. En este acto -organizado como de costumbre por el Concejo Municipal- fueron reconocidos también los historiadores locales Tabaré Parsons, Roy Centeno Humphreys y Ricardo Vallmitjana.

Los vecinos que recibieron la distinción fueron Nelly Frey de Neumeyer, María del Carmen Tejeda, Emilia Boock de Goye, Angela Infante Leiva, Carmen Martínez de Amaizón, María Borquez, Pedro Caram, Juan Bautista Chiguay, Eustaquio Sisko, Rodolfo Hanech, Raymonde Comte de Larochette y Ramón Guajardo.

Apenas un rato después, buena parte de los barilochenses se congregaron sobre la Mitre para participar del multitudinario desfile.

También llamaron la atención los trajes típicos de las colectividades y de las agrupaciones folklóricas. Para los más chiquitos la máxima atracción fueron los caballos de los centros tradicionalistas que cerraron el acto.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora