Bergoglio ratificó su poder en la Iglesia



El cardenal Jorge Bergoglio, arzobispo de Buenos Aires, fue elegido ayer por amplia mayoría y en la primera vuelta como presidente de la Conferencia Episcopal Argentina para el trienio 2005-2008.

Será secundado por monseñor Luis Villalba (Tucumán) y monseñor Agustín Radrizzani (Lomas de Zamora), en las vicepresidencias primera y segunda.

La nueva cúpula episcopal guarda un equilibrio en sus líneas, y como signo distintivo tiene a dos religiosos: Bergoglio, jesuita, y Radrizzani, salesiano.

La "rápida" elección del cardenal Bergoglio para conducir el Episcopado confirmó su liderazgo a nivel local, y el prestigio internacional ganado tras salir segundo en el cónclave que eligió a Benedicto XVI. No obstante, causó sorpresa el ascenso a la Comisión Ejecutiva de Villalba y Radrizzani, aunque fuentes episcopales adelantaron que subrayará "el compromiso de la Iglesia con la opción preferencial por los pobres". Villalba fue redactor del documento Navega Mar adentro, que fija como una prioridad para la Iglesia atender el "escándalo" de la pobreza y la exclusión social. También conduce interinamente la diócesis de Santiago del Estero, además de arquidiócesis de Tucumán, tras el escándalo que derivó en la renuncia de monseñor Maccarone.


Comentarios


Bergoglio ratificó su poder en la Iglesia