Berlusconi quiere achicar el Parlamento italiano

Prometió explicar su relación con una jovencita de 18

En medio de crecientes polémicas y pedidos de explicaciones por parte de la oposición acerca de su relación con una joven de 18 años, el primer ministro italiano Silvio Berlusconi avanza en una reforma política que incluye una fuerte reducción del Parlamento.

El Parlamento italiano debería tener, al menos «dos veces menos de diputados y senadores». Así de tajante se ha manifestado Berlusconi, que ya había denunciado en los últimos días la existencia de «asambleas llenas totalmente inútiles». A su juicio, el Congreso debería estar compuesto por 300 diputados y 150 senadores en lugar de los 630 y 322, que existen en la actualidad.

«Quiero una modificación de los reglamentos parlamentarios para que las leyes puedan tener una trayectoria más rápida que la actual», ha añadido en declaraciones a una radio.

Berlusconi lleva tiempo quejándose del Congreso y de «no tener ningún poder». Y ha insistido en que «100 diputados serían suficientes como sucede en el Congreso americano», en referencia al Senado de EEUU

Ante esta situación, el primer ministro italiano ha evocado a un proyecto de ley de «iniciativa popular», mediante firmas «porque no se puede pedir a los pavos que adelanten la Navidad», en referencia a los intereses de los diputados y senadores de seguir en sus cargos.

Por otra parte, Berlusconi se comprometió a dar más explicaciones sobre su relación con una joven de 18 años en medio de un escándalo político, en una entrevista. Dijo que «no hay nada mínimamente negativo» en su relación con la napolitana Noemí Letizia.

La relación con la chica, que lo llama «papi» y a cuya fiesta por sus 18 años asistió hace un mes, provocó la ira de la esposa de Berlusconi, Veronica Lario, quien pidió el divorcio tras insinuar que su marido frecuenta menores de edad.

La presión aumentó después de que el ex novio de Noemí desmintiera la versión oficial sobre la relación, dada por Berlusconi. El muchacho descartó que Noemí y Berlusconi se hubieran conocido por medio de los padres. Según el muchacho, Berlusconi la llamó a su móvil tras haber quedado impresionado por «su cara de ángel» en las fotos de un «book» de modelos. A la Reppublica, Gino Flaminio, de 22 años, contó que la chica cambió tanto de «valores» morales como físicamente, tras asistir a fiestas oficiales y en la mansión de Berlusconi.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios