Blanquearán servicios de transporte en yacimientos

La iniciativa abarca unos 650 camiones que operan en Neuquén.

NEUQUEN (AN).- El blanqueo del servicio de transportes para la industria hidrocarburífera a partir del uno de febrero próximo será un nuevo punto anotado a favor del titular de Trabajo y simultáneamente jefe del gremio de los petroleros privados, Guillermo Pereyra. Por esas tareas las compañías deben abonar entre 15 mil y 18 mil pesos, pero “en algunos casos sólo pagan 6 mil”, dijo el funcionario.

La medida afectará a unos 650 camiones que operan en Neuquén, de los cuales sólo 150 están radicados en la provincia, y servirá para regularizar los salarios de los choferes que, sobre 1.500 pesos de sueldo cobran “entre 600 y 700 de promedio”.

La campaña cuenta también con el apoyo del sindicato de los camioneros que, junto con los petroleros parecen haber dejado atrás viejos rencores. Se unieron para controlar las empresas locales y extraprovinciales y evitar la proliferación del trabajo clandestino en Neuquén.

La iniciativa, que partió del gobierno provincial y mereció también la aprobación del empresariado local, tiene por objeto conformar una cámara regional para agrupar a todos los transportistas y mantener un estricto control sobre las firmas locales y de otras provincias.

La iniciativa se terminará de definir hoy por la mañana cuando se reúnan las partes involucradas en las instalaciones de la subsecretaría de Trabajo.

El avance del trabajo en negro mantiene en estado de alerta a los representantes sindicales de uno y otro sector. “Estamos al tanto de las irregularidades y por eso el objetivo es poner en funcionamiento un organismo que facilite el cumplimiento de la ley provincial de transporte”, dijo Pereyra.

El funcionario provincial indicó que la campaña de regularización alcanzará a todas las actividades que desarrollan los transportistas en la región. “Deberán inscribirse todas las empresas de Neuquén – sostuvo – porque a partir del uno de febrero se exigirá toda la documentación para poder trabajar”.

El titular del sindicato de camioneros neuquinos, Armando Gallegos, expresó su preocupación y afirmó que las empresas del sector petrolero contratan irregularmente camiones de Mendoza y La Pampa.

“No realizan los aportes jubilatorios ni de obra social y les pagan entre 600 y 700 pesos a los choferes cuando el salario es de 1.500 pesos”, indicó. Según los datos del sindicato de camioneros hay casi un 60% de los transportistas en negro en la provincia.

“La idea de estructurar la cámara en la región facilitará las tareas de control, auditoría e incluso las multas para aquellas empresas que no trabajen de acuerdo a la normativa provincial que rige la actividad”, agregó.

El sector que conduce Gallegos cuenta con unos 1.500 afiliados y, según los cálculos del propio sindicato, el 40% está desocupado. “La regularización permitirá igualdad de condiciones para los camioneros locales y mayores posibilidades de conseguir un trabajo”, precisó.

La medida del gobierno acercó las posiciones entre ambos sindicatos luego de los fuertes enfrentamientos que protagonizaron en octubre pasado cuando los gremios se disputaron las afiliaciones de los trabajadores.

Pelea sindical en los campos petroleros de Rincón de los Sauces

RINCON DE LOS SAUCES (ARS).- Nuevamente los trabajadores de los yacimientos petroleros son el eje de una dura pelea entre el gremio de la construcción y el Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro y Neuquén.

Los principales dirigentes de la Uocra acusaron públicamente a Guillermo Pereyra -titular de petroleros y de la cartera laboral simultáneamente- de presionar desde su cargo público para que las compañías afilien los operarios en el gremio que conduce.

La disputa se originó con la aprobación del convenio colectivo de trabajo de petroleros privados que le otorga la facultad de afiliar a todos los trabajadores de los yacimientos. En consecuencia, los obreros de la construcción y otros gremios en campos hidrocarburíferos también son captados por el sindicato de Pereyra.

El delegado normalizador de la Uocra en Rincón, Erasmo Salinas, aseguró que “Pereyra utiliza la subsecretaría para presionar a las empresas y luego asume su postura de gremialista para completar el trabajito”.

Salinas denunció que “utilizó ese método con Grúas Gut y ahora con Siemens, inclusive lo hizo telefónicamente con la empresa Pride sólo para demostrar su poder”. Existe “una decena de compañías que no tuvo más opción que ceder ante la presión gubernamental y sindical ejercida por la misma persona”.

Salinas informó que el Ministerio de Trabajo de la Nación debe dirimir el encuadramiento de los trabajadores y de antemano responsabilizó “a Pereyra de cualquier hecho de violencia sindical que pueda desatarse por este conflicto”.

En el sindicato de la construcción sostienen que Pereyra “es juez y parte en las diferentes situaciones de acción mediadora y gremial respectivamente”.

Los trabajadores de los yacimientos, en cambio, aseguraron que por las condiciones salariales les conviene estar con el gremio de Pereyra, “porque la cobertura es mejor y a fin de mes cobramos más”.

Ayer Pereyra estaba en el yacimiento “El Trapial”, a 40 kilómetros de esta ciudad.

El delegado regional de petroleros privados, Ramón Hernández, ratificó que el convenio laboral que compete a los trabajadores del sector “nos ampara, y además los operarios desean pasarse a nuestro gremio por las ventajas de estabilidad laboral que brindamos”.

No obstante, aseguró que “nosotros no afiliamos a empleados de la construcción”.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora