Boca no supo mantener la diferencia

El equipo de Benítez lo ganaba por la mínima, pero no lo liquidó y le dio aire a Colón, que alcanzó el empate.

Boca no logró quebrar el invicto de este nuevo Colón, que con Gerardo Martino como entrenador obtuvo cuatro triunfos y ayer, en ‘La Bombonera’, cosechó su segundo empate. El conjunto de Jorge Benítez tampoco mantuvo la efectividad de los últimos tres encuentros, en los que había acumulado doce tantos. No estuvieron finos en la definición Palermo y Delgado, mientras que el equipo santafecino se recostó sobre Daniel Díaz, el bastión que sostuvo a su defensa. De entrada, Colón entregó el manejo del partido a su rival. Geovanni Hernández apareció en cuentagotas y dependía del solitario Fuertes, que corría a destajo cada pelotazo que le lanzaban. El “Bichi” tuvo la única situación de riesgo, mediante un zapatazo cruzado que desvió Abbondanzieri.

El dominio de Boca

Boca aprovechó el dominio del balón y lo tradujo reiteradas veces en situaciones de gol. Palermo contó con dos cabezazos para marcar pero no pudo aprovecharlos. De la misma forma que el delantero y tras un córner, Schiavi casi abre el marcador, pero Píccoli salvó en la línea. Hasta que a los 26 minutos Gago fue al piso en una jugada dividida, quedando la pelota en los pies de Guglielminpietro. El volante eludió dos rivales y sacó un remate que, tras desviarse en Villarreal, se metió junto al palo. Con la ventaja a su favor, Boca mantuvo la posesión pero le faltó precisión de mitad de cancha hacia delante. El conjunto de Benítez tuvo a su víctima contra las cuerdas, próximo al nocaut, pero le faltó atizar ese golpe demoledor para terminar de derrocar a su rival. Los minutos corrían y los jugadores de Boca seguían dilapidando oportunidades . Ya en el complemento, tras una asistencia de Cagna, Palermo tocó por encima de Tombolini pero la pelota salió por arriba del travesaño. Palacio también estuvo desacertado. Ayer falló dos veces seguidas: la primera fue rechazada por las piernas del arquero y la segunda remató apenas desviado.

El tiempo de Colón

A partir de entonces se comenzó a apagar la energía de Boca, que hasta el final del encuentro sólo contó con un remate desviado de Cagna. Los pases fueron cada vez más imprecisos. Sobre todo en el mediocampo: Cagna, Cardozo y Guly (luego Donnet) entregaban equivocadamente la pelota. Hasta Abbondanzieri falló con los pies dos veces y casi le cuesta el empate. Colón vislumbró el entumecimiento del local y comenzó acercarse. Sin hacer nada extraordinario, los de Martino comenzaron a olfatear la igualdad. Tras un córner, Díaz metió un cabezazo que Álvarez sacó en la línea. Luego Villarreal probó desde lejos. En uno de los tantos errores en la circulación de la pelota, Boca volvió a tropezar, esta vez en la puerta del área, y le obsequió un tiro libre a su rival sobre la medialuna. Colón, que cuenta con precisos ejecutores, no desperdició la oportunidad. Abbondanzieri dio un paso hacia su izquierda pensando que quizás el encargado de patear iba a ser Hernández; por eso luego no hizo a tiempo para cubrir su palo, lugar hacia donde que fue el zurdazo del lateral Vargas. En los restantes quince minutos el local intentó reaccionar pero ya no le quedaban energías. Esta vez Benítez no mandó a ningún delantero a la cancha ni realizó cambios. Entonces sólo quedaron los arrebatos de Palacio, que no tuvo la iluminación de otras tardes. Y Boca, adormecido, se tuvo que conformar con un amargo empate.

Juan I. Pereyra (ABA)

 

Guillermo, afuera

“¡Guillermo/ Guillermo…!”. La hinchada de Boca coreó el nombre del ídolo,apenas el equipo pisó el césped de la ‘Bombonera’. Lo repitió durante el partido. Pero el ídolo ni siquiera estaba entre los suplentes: Guillermo Barros Schelotto volvió a quedar fuera de la convocatoria y tampoco viajará este martes a Perú para jugar el miércoles ante Sporting Cristal, por la Copa Libertadores. De esta manera, el técnico, quien no dio explicaciones sobre su decisión, profundizó la disputa con el jugador. Benítez y Barros Schelotto habían protagonizado el último jueves un incidente que derivó en que el técnico resolviera suspender la práctica de fútbol. El ‘mellizo’ fue ovacionado por la gente antes de comenzar el partido frente al equipo rosarino, en la ‘Bombonera’. Así la gente marcó su posición respecto de la pelea entre el delantero y el entrenador. “Es una situación extraña y atípica la que estoy viviendo, pero la decisión de que juegue o no la tiene el entrenador”, aseguró Guillermo. Hay un rumor que vincula al jugador con Newell’s. Si no renueva su contrato con Boca en junio, el conjunto rosarino pretende incorporarlo para jugar la próxima Copa Libertadores. Barros Schelotto pasaría a Newell’s y el volante Fernando Belluschi llegaría a Boca en junio y no en diciembre como está pactado. (Télam)

 

“Le tengo fe”

El técnico de Boca, Jorge Benítez, aseguró ayer que más allá del empate en un gol ante Colón “mantiene la fe” en su equipo “para luchar por el título” del Clausura. “Sigo manteniendo la fe en este equipo para luchar por el título”, afirmó el ‘Chino’ Benítez durante la conferencia de prensa. “El hecho de no perder también es importante y por eso tengo confianza en pelear por el torneo hasta el final”, puntualizó. Benítez reconoció que el partido de ayer ante Colón era una clara oportunidad “para acercarse a la punta”. Sin embargo, el técnico de Boca se mostró muy conforme con el rendimiento del equipo, pero no con el resultado. “Colón es un equipo que maneja muy bien la pelota y nosotros fuimos superiores”, opinó. El DT reconoció que el equipo santafesino “por momentos nos robó la pelota” y admitió que Boca “falló en la definición”. “Lo que menos me gustó del equipo fue que hoy se aceleró en los sectores donde no tiene que hacerlo, en los metros finales”, se lamentó. Respecto del porqué de no hacer cambios cuando Boca iba arriba en el marcador y Colón crecía en el juego, Benítez fue contundente: “Somos un equipo que siempre tiene que salir a atacar. No creo que una variante defensiva hubiera aportado algo distinto”, sentenció. El entrenador boquense señaló que Colón dependía de una pelota parada y justamente llegaron al empate con un certero tiro libre. “Era la única forma de que nos empaten, y nos empataron”, explicó. Y sobre Barros Schelotto, Benítez fue simple pero contundente: “(Guillermo) Barros Schelotto no viajará a Perú para jugar por la Copa», había adelantado el entrenador. (Télam)

EL DATO 6 El invicto de Gerardo Martino como director técnico de Colón. Lo dirige desde la cuarta fecha, en ese tiempo obtuvo tres empates y tres triunfos (13 goles a favor y sólo 2 en contra).  


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios