Brasil demandará más fruta en esta última parte del año

Una menor cosecha generó un aumento de importaciones

Informe del Usda

Un reciente estudio elaborado por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) da cuenta que las importaciones de manzanas por parte del Brasil mostrarán una tendencia creciente durante el presente año, producto de una menor cosecha de fruta local y caída de los stocks en las cámaras frigoríficas respecto de años anteriores.

Según señala el USDA, durante 2014, el área total plantada con manzanas en Brasil se ubicó en las 37.579 hectáreas, cifra que representa un descenso del 2% respecto del año anterior.

Por la falta de fruta local y un aumento del consumo en el 2013, se incrementó la importación de manzana al mercado nacional. En concreto, y de acuerdo con las estadísticas de comercio del Brasil, el volumen subió en forma interanual un 62%, llegando a 93.964 toneladas en el 2013. La Argentina fue el principal proveedor de la fruta, con el 49% de las importaciones totales, seguido por Chile con un 42% y Francia con un 3%. Como resultado de las condiciones meteorológicas adversas de este año, se espera que las importaciones de manzana continúen aumentando.

El estudio destaca que la reducción de la superficie plantada se debe a la erradicación de viejas explotaciones que no eran competitivas por los altos costos y baja productividad durante los últimos años. Santa Catarina sigue siendo el principal Estado productor de manzana en Brasil con el 48% de la superficie total, seguido por Rio Grande do Sul, con 47%.

El ciclo productivo de la manzana 2014 comenzó en Brasil con granizo en las principales zonas de explotación y, como resultado, algunas parcelas experimentaron problemas, puesto que se dañó el fruto, afectando la calidad de la cosecha. A raíz de estas complicaciones aparecen las estimaciones de una menor producción de manzanas respecto del 2013.

La cosecha de la variedad Eva, en el Estado de Paraná, comenzó en la segunda quincena de noviembre del 2013. Esta especie se vende en el mercado nacional hasta mediados de febrero, cuando comienza la cosecha de la Gala. Sin embargo, y debido a las condiciones climáticas desfavorables en el 2013, la oferta de Gala se retrasó hasta marzo del 2014 y presentó, además, fruta de menor tamaño.

La variedad Fuji fue cosechada a mediados de abril del 2014. Según los productores consultados por el medio especializado Portal Frutícola, el volumen cosechado esta temporada es un poco más pequeño en comparación con el año pasado, no obstante, presenta mejor calidad.

De esta manera, y aunque las tormentas de granizo afectaron también a las explotaciones de Fuji, la cantidad de daño fue mucho menor en esta variedad que en la Gala.

No obstante, fuentes comerciales indican que la producción total de manzanas para el 2014 disminuiría un 4%. Aunque la caída de la oferta para fresco podría llegar al 9%.

En cuanto al consumo de manzana, el informe elaborado por USDA señala que éste varía entre los brasileños en función de la región.

Los consumidores en el sur del Brasil, que han estado expuestos a un estilo más europeo de colonización, prefieren las manzanas más grandes. Los de la región central eligen las medianas, mientras que los del noreste buscan las de menor tamaño.

Los contactos comerciales destacan que esta amplia variedad de preferencias dentro de un solo país significa que toda la cosecha podría ser potencialmente consumida a nivel local.

De acuerdo con los estudios elaborados por WAPA, el consumo de manzana fresca durante el año pasado fue de tres kilos por habitante.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios