Buscando una aguja en el Universo

Creen que en los próximos 25 años podrán contactar vida extraterrestre.

Un grupo de científicos que rastrea las estrellas en busca de señales de vida está convencido de que hay extraterrestres ahí afuera, lo que ocurre es que no han tenido los conocimientos técnicos para detectarlos. Pero los avances tecnológicos han abierto el camino para que los científicos inspeccionen millones de sistemas estelares previamente desconocidos, aumentando considerablemente las posibilidades de encontrar vida inteligente en el espacio exterior en los próximos 25 años, según el mayor organismo privado del mundo dedicado a la búsqueda de extraterrestres.

«Estamos buscando agujas en el pajar que es nuestra galaxia, pero podría haber miles de agujas ahí fuera», dijo el astrónomo Seth Shostak, del Instituto para la Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre (SETI). «Si ése es el caso, con el número de sistemas estelares nuevos que ahora esperamos poder inspeccionar, deberíamos encontrar a uno de esos (extraterrestres) en los próximos 25 años», añadió.

Pero Shostak, quien visitó Australia para participar en una conferencia sobre el tema, dijo que detectar vida extraterrestre, como el E.T. de la película, es sólo el comienzo. «Incluso si detectamos vida ahí afuera, seguiremos sin saber nada sobre qué forma de vida hemos detectado, y dudo que ellos puedan —o quieran— comunicarse con nosotros», dijo Shostak.

Desde su fundación en 1984, el SETI ha seguido las señales de radio, con la esperanza de recoger una transmisión desde el espacio. Su Proyecto Fénix realiza dos sesiones anuales de tres semanas de duración desde un radiotelescopio en Arecibo, Puerto Rico. El Proyecto Fénix, que se cree inspiró el filme «Contact», con Jodie Foster, en la que se narra la búsqueda de vida más allá de la Tierra, está financiado con dinero privado para reemplazar a un programa original de la NASA que fue cancelado en 1993, en medio del escepticismo del Congreso de Estados Unidos. Pero la búsqueda ha sido lenta. Unas 500 de las 1.000 estrellas objeto de los trabajos han sido examinadas, y no se han detectado transmisiones extraterrestres.

«Recibimos señales todo el tiempo, pero cuando las revisamos resulta que todas son de procedencia humana (…) no son de E.T. sino más bien de la AT&T», dijo Shostak. El investigador explicó que el Instituto estaba desarrollando un telescopio gigante valorado en 26 millones de dólares que empezará a operar en 2005 y que podrá buscar estrellas para captar señales al menos 100 veces más rápido que ahora. El denominado Allen Telescope Array, que fue bautizado con el nombre del cofundador de Microsoft Paul Allen, será construido en el Observatorio Hat Creek y realizará búsquedas las 24 horas del día, los siete días de la semana. Shostak dijo que si todos los extraterrestres comparten la misma química orgánica basada en el carbono, como ocurre con los humanos, probablemente tengan un sistema procesador central, ojos, una boca o dos, piernas, y alguna forma de reproducción. (Reuters)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios