Capturan a Mladic, el ‘carnicero de los Balcanes’

El ex comandante serbio estaba en casa de un familiar

BELGRADO (AP).- Ratko Mladic, el despiadado comandante del ejército serbio bosnio acusado de orquestar la peor masacre de civiles en Europa desde la II Guerra Mundial, fue detenido ayer en la casa de un familiar en un pequeño pueblo de Serbia, tras una cacería de 16 años rodeada de condimentos políticos.

La Detención de Mladic eliminó la barrera más importante que tenía el gobierno serbio para adherirse a la Unión Europea y mejorar su imagen como estado paria que protegía a criminales de las guerras balcánicas de los 90. (Ver análisis)

Mladic tenía dos pistolas cuando fue detenido, pero no ofreció resistencia. El ex comandante, ahora calvo, tenía un semblante demacrado y pálido.

Grupos nacionalistas amenazaron con tomar las calles en protestas, aunque fueron escasas.

“Hemos terminado un período difícil de nuestra historia. Los miembros de nuestra nación se han quitado una mancha del rostro, vivan donde vivan’’, dijo el presidente serbio, Boris Tadic, al anunciar la detención del fugitivo de crímenes de guerra más buscado de Europa. Dijo que comenzó el proceso para extraditar a Mladic a fin de que sea procesado por el tribunal de crímenes de guerra de la ONU, en La Haya.

Mladic había estado huyendo desde 1995, cuando el tribunal de la ONU de La Haya lo procesó en ausencia por genocidio, en relación con la masacre de unos 8.000 niños y hombres musulmanes bosnios en el poblado de Srebrenica en julio de 1995, en la guerra de Bosnia (1992-95).

Las fuerzas de Mladic invadieron una “zona de seguridad” custodiada por cascos azules holandeses. Tras tomar la ciudad, Mladic fue visto repartiendo caramelos a los niños musulmanes en la plaza del pueblo. Les aseguró que todo estaría bien. Más tarde, sus hombres comenzaron varios días de matanza, violaciones y torturas.

El juez del tribunal de crímenes de guerra Fouad Riad dijo en 1995 durante el juicio contra Mladic que el tribunal había visto “un salvajismo inimaginable’’. “Miles de hombres fueron obligados a cavar sus propias fosas y ejecutados y enterrados, cientos enterrados vivos, hombres y mujeres mutilados y masacrados, niños asesinados ante los ojos de sus madres, un abuelo obligado a comer el hígado de su propio nieto’’, afirmó.

Mladic, de 69 años, enfrenta una posible cadena perpetua si es declarado culpable de genocidio.

Serbia había estado bajo una intensa presión para que arrestara a Mladic. El principal fiscal del tribunal de crímenes de guerra de la ONU, Serge Brammertz, se había quejado este mes de que las autoridades serbias no estaban haciendo lo suficiente para capturar a Mladic y otros fugitivos de crímenes de guerra. La Unión Europea había condicionado una solicitud de adhesión de Serbia a la UE a la detención de Mladic.

Los fiscales habían dicho que creían que Mladic estaba en Serbia protegido por nacionalistas de línea dura, quienes lo consideran un héroe. Había sido visto por última vez en Belgrado en 2006. El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, elogió el arresto. También Barack Obama y los principales líderes de la UE y la ONU.

Miles de soldados de la OTAN fueron desplegados en Bosnia en 1995 para custodiar un acuerdo de paz. Luego fueron reemplazados por una fuerza de la UE.

El criminal de guerra, tras su detención en Serbia. (Arriba) Mladic en su apogeo, en los 90.

AP

El serbio era el criminal de guerra más buscado por el Tribunal Penal Internacional.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora