Caso Atahualpa: La querella indicó que los imputados son encubridores y apuntó a Mildemberger



Alegatos en la causa por el crimen de Atahualpa. Foto: Marcelo Ochoa

Alegatos en la causa por el crimen de Atahualpa. Foto: Marcelo Ochoa

La fiscalía solicitó 17 años de prisión para Carlos Morales Toledo y Felipe Carrasco por el crimen de Atahualpa Martínez Vinaya ocurrido en 2008, mientras que no acusó a Belén Barrientos. En tanto, la querella indicó que “ninguno de los tres” acusados cometió el asesinato y los defensores oficiales solicitaron absoluciones.

En una extensa jornada en los tribunales viedmenses se realizaron los alegatos, en los que intervinieron los acusados proclamando su inocencia y apuntando a las deficiencias investigativas de la ex fiscal Daniela Zágari y el ex juez de Instrucción Carlos Reussi.

Mildemberger es sindicado por esta querella como un probable autor del asesinato de Atahualpa"

Julia Mosquera-Abogada querellante

Apuntaron contra Leandro Mildemberger como un posible autor del disparo que causó la muerte del joven por la que se está desarrollando el segundo juicio.

El fiscal Hernán Trejo expuso como posible móvil un presunto apriete o celos de Morales Toledo respecto de una relación que tendría Atahualpa con Belén Barrientos.

La querella no coincidió con la fiscalía. El representante de la familia de Atahualpa, Favio Igoldi aseguró que “ninguno de estos tres imputados fue autor del homicidio de Atahualpa Martínez Vinaya. Esa es la verdad”.

Afirmó que la fiscalía forzó la interpretación de los resultados del ADN de Morales Toledo. “El licenciado Corach fue contundente en afirmar que no existe ADN de Morales Toledo en la campera que se secuestró en la casa de Carrasco”, expuso. La también querellante Julia Mosquera dijo que hubiera cabido para los dos acusados el delito de encubrimiento, aunque ya está prescripto.

“Carrasco aparece en la escena como encubridor o colaborador después del homicidio. Por eso explicamos el hallazgo de la campera con ADN de Atahualpa”, dijo la abogada, que afirmó que el vínculo de Morales Toledo con los hechos aparece más difuso.

Apuntó que “Mildemberger es sindicado por esta querella como un probable autor del asesinato de Atahualpa. Morales Toledo tenía una relación con Mildemberger y podría haberlo encubierto”.

El defensor oficial Pedro Vega indicó que “hay una completa orfandad de pruebas”. Pidió para Belén Barrientos la absolución en virtud de los antecedentes de la Corte Suprema porque no hay acusación de la fiscalía y la misma medida para Morales Toledo por el beneficio de la duda. Marta Gianni, que patrocinó a Carrasco, hizo lo propio.

El tribunal dejó sin efecto la medida cautelar para que Barrientos se presente en comisaría cada dos días en Bahía Blanca, donde vive, pero sostuvo la tobillera electrónica hasta el día de la sentencia para Morales Toledo y Carrasco.

Igoldi apuntó al Poder Judicial y también al Ejecutivo

El ex juez y abogado de la familia de Atahualpa Martínez Vinaya, Favio Igoldi, cuestionó no sólo al Poder Judicial por lo obrado en todo el proceso investigativo por el crimen, sino también al Ejecutivo.

Alegato de la querella representados por Fabio Igoldi y Julia Mosquera. Foto : Marcelo Ochoa

En su alegato relató que “tan impresentable ha sido el proceso que (el ex policía) Toloy, a quien acusamos de colaborar con (Leandro) Mildemberger era el que notificaba a los testigos”.
Sostuvo que “el poder Ejecutivo quiere estar al nivel del Judicial en la baja calidad institucional”.
Reclamó que “el poder judicial aún continúa en deuda con la familia y con la sociedad”.

En la misma línea, la también querellante Julia Mosquera planteó que “la actividad jurisdiccional fue deficiente. Hubo falta de interés de la fiscalía actuante y el juzgado de instrucción”.


Comentarios


Caso Atahualpa: La querella indicó que los imputados son encubridores y apuntó a Mildemberger