Caso Demonty: declarará el último testigo y llegan los alegatos

El juicio por el crimen de Ezequiel Demonty va llegando a su fin. Hoy declarará un psicólogo, que declararía a favor de un imputado. Por el caso hay dete

BUENOS AIRES (Télam).- El juicio oral que se le sigue a nueve policías federales por el asesinato de Ezequiel Demonty, ocurrido en setiembre de 2002, ingresará hoy en su etapa final cuando declare el último testigo, y se estima que el jueves comenzarán los alegatos de las partes.

El Tribunal Oral en lo Criminal Nº8, a cargo del debate, aceptó ayer un pedido de uno de los defensores para que declare hoy un psicólogo y rechazó el requerimiento del mismo letrado para que se someta a su defendido a un nuevo estudio psiquiátrico.

La declaración del psicólogo fue ofrecida por la defensa del sargento Luis Funes.

Pero el tribunal rechazó pedidos de Funes para que se forme una junta médica que se expida sobre sus facultades mentales.

El argumento de los jueces fue que ya existen pericias sobre la aptitud del suboficial para comprender la criminalidad del hecho y la posibilidad de dirigir sus acciones.

El debate seguirá hoy a las 11 para que declare el último testigo y, si no hay planteos de las defensas, del querellante José Vera y del fiscal Luis Misculín, los jueces Rodolfo Madariaga, Hugo Rocha Degreef y Alejandro Sañudo pasarán a un cuarto intermedio hasta el jueves, cuando comenzarán los alegatos.

Fuentes cercanas a la querella anticiparon que pedirán para al menos ocho de los policías acusados la pena de reclusión perpetua, con inhabilitación absoluta para desempeñar cargos públicos.

El crimen de Demonty se produjo el 14 de setiembre de 2002, cuando el joven fue detenido al igual que dos amigos suyos por policía de la comisaría 34.

Los efectivos policiales llevaron a Ezequiel y a sus dos amigos hasta la orilla del Riachuelo, en el barrio de Pompeya, donde los obligaron a tirarse al agua y nadar.

Los dos amigos de Demonty salvaron sus vidas al nadar hasta la orilla del Riachuelo del lado de provincia, pero Ezequiel murió ahogado y su cadáver fue hallado ocho días después.

Por el hecho fueron detenidos, además del sargento Funes, el subinspector Gastón Somohano, el inspector Daniel Barrionuevo y los suboficiales Sandro Granado, Jorge Solís, Alfredo Fornasari, José Martínez, Maximiliano Pata y Luis Gutiérrez, todos ex miembros de la seccional 34 de la Policía Federal.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora