Castañón promete austeridad y obra pública

Dijo que asfaltará 50 cuadras por año con fondos propios.

Alfredo Leiva

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El candidato a intendente por la UCR, Hugo Castañón, prometió sentar las bases de un municipio “austero y eficiente” y concentrar recursos en la obra pública de pequeña escala, con prioridad en las cuadras de asfalto. Cuestionó la parálisis del municipio en esa materia y dijo que con el ahorro que significaría limitar el gabinete a sólo 20 cargos políticos, más el fondo sojero, podría asfaltar 50 cuadras por año. También aseguró que promoverá una ordenanza para clausurar por tres años el ingreso de nuevos empleados al municipio. Consideró que con los 1.600 que existen en la actualidad es más que suficiente. En materia de transporte, prometió mantener el proyecto escolar gratuito. Dijo además que proyecta generar con taxistas y remiseros un servicio “diferencial” punto a punto con vehículos tipo trafic “que le sirva a la gente, para que deje el auto en su casa”. Castañón no constituyó alianza formal con otros partidos pero cuenta con el apoyo –entre otros– del referente del MPP Jorge Temporetti, y el ex presidente del Concejo, Darío Barriga (SUR), a quien presentó como su eventual secretario de Hacienda. La lista se denomina “Juntos por Bariloche”. Castañón ya fue candidato en el 2007 (perdió con Alberto Icare) y actualmente es diputado nacional. Dijo que confía en tener un buen resultado electoral a partir de la división de los partidos que a nivel provincial integran el Frente para la Victoria. A otro de sus competidores, Gustavo Gennuso (Frente Cívico y Social del Pueblo) también le reservó un dardo. “Tengo entendido que (el exintendente destituido) Omar Goye apoya su candidatura, porque Gennuso fue funcionario de su gobierno”, aseguró. Dijo que en caso de ganar confía en lograr apoyo del Concejo, porque los ediles “tendrán que respetar la voluntad popular”. Se le señaló que igual el futuro intendente tendrá una legitimidad condicionada si gana con algo más del 30%, como ya le pasó a otros. Pero Castañón aseguró que tiene herramientas para “construir los consensos” necesarios. Otra de sus metas es “capacitar a 3.000 jóvenes al año” y trabajar con empresarios locales “para que prioricen la mano de obra joven”. Castañón piensa instrumentar “un plan inmediato de obra pública” porque detectó que “la gente pide servicios básicos”. Dijo además que Bariloche necesita sin demora avanzar en proyectos como la nueva terminal, el centro de convenciones y mejoras en la costanera, a los que buscará concretar mediante aportes privados.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios