Certificaciones, una vidriera de calidad

<span style="text-transform:uppercase">La firma Thales logró acreditar una norma que la posiciona en el mercado petrolero. Sus dueños cuentan qué beneficios trae y cuáles son los costos. </span>

Mundo Pymes

Mientras muchos de los cientos de exempleados de YPF que fueron despedidos después de la privatización abrieron un quiosco o compraron un taxi con la indemnización recibida, otros se unieron y formaron pequeñas empresas y cooperativas para seguir haciendo lo que habían hecho toda su vida: trabajar en el petróleo.

Las operadoras tercerizan muchos de los trabajos que se requieren para que un yacimiento resulte productivo y rentable. Y es allí donde las pymes locales aparecen en escena. No sólo compiten entre sí, sino también con poderosas multinacionales con otra espalda financiera. Por eso, deben esmerarse para ofrecer buenos precios, calidad y hacer su trabajo “just in time” para conseguir algún contrato.

“No es una tarea sencilla”, dice Eduardo Parada, gerente general de Thales SRL, empresa de servicios especializada en recuperación secundaria. “Hay operadoras que le dan importancia al desarrollo de las economías regionales y eso nos beneficia a las empresas locales, pero hay otras que no, e incluso pagan servicios a multinacionales que son varias veces más caros que los nuestros”, sostuvo.

Marcelo Quiroga, asistente comercial e integrante del directorio de la empresa, explicó que “por suerte, nos preparamos para este momento. En el 2007 comenzamos con una reingeniería, porque en ese momento ya se hablaba de los no convencionales y sabíamos que tarde o temprano esto iba a llegar”.

A la hora de hablar de ventajas comparativas, tanto Parada como Quiroga le adjudican suma importancia a la certificación de normas. Thales certificó la ISO 29001, equivalente a las normas internacionales APIQ1 para el rubro recuperación secundaria, gas lift (inyección de gas en un pozo para mejorar su productividad) y productos, tanto para el diseño, la fabricación y la comercialización. También tienen las certificaciones de las normas ISO 9001, ISO 14001 e ISO 18001, que se refieren a la calidad, medioambiente e higiene y seguridad ocupacional.

Sin embargo, todo conlleva un costo. “Algunas licitaciones exigen contar con las normas, otras especifican que sería conveniente tenerlas y en otras directamente no se mencionan. Para mantener las certificaciones hay que cumplir con requisitos legales y reglamentarios, más los requerimientos particulares de cada cliente. A la hora de hacer un presupuesto, se hace difícil afinar los números y a veces nos quedamos afuera por tratar de cumplir con todo”, asegura Quiroga.

Además de las normas, Thales busca mejorar su infraestructura. La actividad hidrocarburífera requiere de una constante actualización y reequipamiento para estar a la altura de las circunstancias, sobre todo en un momento tan particular a partir de las enormes expectativas que se abrieron con los no convencionales y la formación estrella, Vaca Muerta.

Pero a la hora de buscar financiamiento, las pequeñas y medianas empresas encuentran varias dificultades. “Nosotros trabajamos con actas acuerdo con las grandes empresas, pero hay muy pocos contratos, que además son a corto plazo, entre seis meses y un año. Para los bancos esto no es suficiente garantía. Hoy si vamos a comprar un par de camiones, algunas camionetas y herramientas llegamos rápidamente a tres millones de pesos. Y para eso los bancos nos piden garantías por ese monto o el doble”, se lamenta Parada, aunque destacó algunos programas que se están impulsando desde los gobiernos provincial y nacional.

PArada y Quiroga, dueños de thales, destacaron la importancia de acreditar normas de calidad.

Pablo Lupano


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios