CFK viaja a Corea para participar de la reunión del G20

BUENOS AIRES (DyN).- La presidenta Cristina Fernández viajó ayer a Seúl, Corea del Sur, para participar de la Cumbre de Presidentes del Grupo de los 20, donde el principal tema a tratar será la denominada “guerra de monedas” que involucra al dólar, al euro, al yen, a la libra esterlina y al renminbi. La jefa de Estado partió a las 15:40 desde la Base Aérea de El Palomar, acompañada por el ministro de Economía, Amado Boudou, cuya tarea será intentar encontrar los espacios diplomáticos para avanzar en la idea del gobierno de eludir la auditoría del FMI para alcanzar un acuerdo a plazos con el Club de París. Pero la tarea del funcionario en Seúl será por demás exigente dado que la cumbre está dominada por la “guerra de monedas”, generada por la negativa del gobierno de China de revalorizar el renminbi y por la decisión de Estados Unidos de inyectar 600.000 millones de dólares en la economía local. Esta emisión amenaza con provocar desequilibrios en el comercio internacional ya que la proliferación de la moneda americana la debilitará respecto del euro. Este es el efecto que busca Obama para que sus exportaciones sean más baratas respecto de la Unión Europea y por tal motivo, la canciller de Alemania, Angela Merkel, criticó esa decisión. Estados Unidos hace varios años viene reclamándole a China que aprecie su moneda y en parte la medida es una respuesta a la negativa del Gobierno de Beijing. Argentina se encuentra al margen de esta discusión, pero los efectos de esta serán directos sobre la economía local, ya que el tipo de cambio es una de las herramientas que utiliza el gobierno de Cristina Fernández, para sostener la competitividad de la economía. Un dólar más débil obligará a una mayor emisión de pesos para sostenerlo en los precios deseados, lo cual fogonea la inflación. Pero además de controlar este aspecto, Boudou tendrá que tratar de convencer a sus pares del G20 para que acepten la decisión de la Argentina que no quiere al FMI como auditor para alcanzar un acuerdo con el Club de París. La administración Kirchner pretende que el país presente sus números al G20 ignorando las condiciones que imponen las reglas del artículo 4 del FMI. Si al Club de París no se le paga al contado y en efectivo, un convenio en cuotas requiere en forma inexorable aceptar las condiciones del FMI, entre ellas las supervisiones anuales.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios