Chávez amplía ofensiva contra la libre expresión

Retuvieron en Caracas al ensayista liberal Álvaro Vargas Llosa Funcionarios le advirtieron que no podía opinar de política venezolana Antes, el gobierno acusó de mafioso al dueño de Globovisión

CARACAS (AP/DPA)) .- El gobierno venezolano amplió ayer su ofensiva contra medios e intelectuales críticos y opositores de su gestión, con nuevas amenazas hacia un canal independiente y un intento por impedir la conferencia del intelectual liberal Álvaro Vargas Llosa en Caracas.

El escritor y periodista peruano Alvaro Vargas Llosa afirmó ayer que el oficialismo venezolano no debe temerles a los intelectuales que visitarán este país para participar en un foro internacional, porque sólo vienen «armados´´ de sus ideas.

Vargas Llosa denunció, minutos después de llegar al aeropuerto internacional Simón Bolívar de Maiquetía, que las autoridades lo retuvieron por dos horas mientras le revisaban su pasaporte, que le fue retenido.

«Llevo aquí más o menos unas dos horas retenido´´, dijo el periodista en una conversación telefónica con la televisora local de noticias Globovisión. Tras salir de esas instalaciones del aeropuerto indicó que los funcionarios le informaron que «no tengo derecho a hacer declaraciones políticas, soy aquí un visitante extranjero…y como tal no tengo derecho a opinar políticamente´´.

«Voy a seguir con los planes que tenía cuando llegué esta tarde, además como ciudadano del Perú, ciudadano de un país que fue liberado por Bolívar no creo tener menos derecho que otros bolivarianos para defender mis ideas que son las mismas que defiendo en otras partes´´, precisó.

Vargas Llosa, que participará el 28 y 29 de mayo en el encuentro sobre libertad y democracia, antes de salir desde Estados Unidos dijo que no tenía «ningún temor´´ de viajar a Venezuela ante las advertencias que han realizado dirigentes oficialistas de que podrían tomarse medidas hacia los extranjeros que hablen contra el gobierno del presidente Hugo Chávez. «No tienen porqué asustarse con la presencia de personas que no vienen ni con ánimo de violencia, ni con la posibilidad de ejercer ningún acto de violencia, porque (venimos)…armados solamente con nuestras ideas´´, agregó.

En tanto, el ministro venezolano del Interior, Tareck El Aissami, calificó ayer de «mafioso» al dueño del canal Globovisión, afirmando que realiza negocios fraudulentos con automóviles. El Aissami defendió el allanamiento que hizo la policía la semana pasada de una oficina de Guillermo Zuluaga, en la cual se incautaron 20 vehículos dispuestos para la venta. El funcionario dijo que el empresario pretende hacer ver que es un perseguido político del gobierno de Chávez, pero se lo acusa de » delitos comunes; por lo tanto no se trata de ninguna persecución, sino que están acostumbrados a hacer trampas y nadie les decía nada, jugaban con la necesidad de un pueblo», dijo.

Zuluaga es dueño de Gobovisión, al que el gobierno amenazó con sancionar por difundir informaciones que crean «terror» en la población.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios