Chile cerró un histórico acuerdo con Europa

Acordó liberalizar casi el 90% del comercio bilateral con la UE. Tendrá cupos y desgravación en frutas y productos agrícolas e industriales. Deberá abrir el sector pesquero y servicios.



BRUSELAS (ANSA/Reuters)- Al cabo de dos años de negociaciones y de casi 15 días de tratativas ininterrumpidas en Bruselas, Chile y la Unión Europea suscribieron ayer un histórico acuerdo de asociación política y comercial que prevé la creación de una zona de libre intercambio.

Chile celebró el cierre del ambicioso tratado de asociación comercial, política y de cooperación y llamó a los demás países latinoamericanos a aliarse con el bloque europeo.

“En las circunstancias y momentos que vive América Latina, la decisión europea es un mensaje de optimismo y esperanza de lo que podemos hacer juntos”, dijo el presidente chileno Ricardo Lagos. “Me gustaría pensar que éste es el primer paso de otros acuerdos que tenemos que hacer como región con Europa”, agregó.

El acuerdo fue anunciado por la canciller de Chile Soledad Alvear y el comisario de la Unión Europea para el Comercio, Pascal Lamy.

Lamy destacó que “respecto de la parte comercial, casi me animaría a decir que se trata del acuerdo de asociación más ambicioso que nosotros hayamos jamás firmado en el marco de un acuerdo bilateral, sobre todo en lo que se refiere a los servicios”.

Sin esconder su satisfacción, Alvear señaló la importancia para Chile de “tener acceso al mayor mercado del mundo, con 370 millones de consumidores”.

Entre los numerosos rubros contemplados figuran “la industria, la pesca y la agricultura”, añadió Lamy. El acuerdo establece una desgravación gradual para los vinos y licores chilenos hasta llegar a cero el año 2006. Europa concentra el 43% de los envíos chilenos de vino.

“Logramos importantes cuotas en carnes blancas y rojas, así como cupos para carne ovina, porcina y avícola y la desgravación inmediata para nuestras uvas y manzanas”, destacó la canciller chilena. En el área industrial, un 99,5% de las exportaciones de Chile podrán ingresar libres de aranceles a la UE cuando el acuerdo se concrete.

El anuncio del acuerdo llegó tras 24 horas de negociaciones ininterrumpidas entre ambos equipos, que acordaron liberalizar más del 90% de su intercambio comercial, servicios e inversiones en ocho años.

Dos de los puntos más controvertidos, “el vino y licores, y la pesca” fueron resueltos por medio de un acuerdo sobre el respeto mutuo de las indicaciones geográficas y de un pacto que abre el sector chileno de la pesca, vía la creación de joint-ventures, a las inversiones de Europa.

Chile, cuya industria exportadora representa el 60% del PIB, tiene en la UE a su principal socio, con un intercambio comercial de unos 7.000 millones de dólares anuales.

El pacto contempla un ritmo progresivo de liberalización diferente para la UE y para Chile, ya que toma en cuenta el nivel de desarrollo de ambas partes.

El acuerdo es el primer paso de una estrategia europea para estimular el comercio con América Latina. Chile es de los pocos países americanos que creció en los últimos dos años, pese a la desaceleración económica mundial. Este buen comportamiento económico alentó a Europa a darle prioridad, antes del Mercosur.

Sobre la relación UE-Mercosur, Lamy explicó que lo que Bruselas quiere hacer con ese bloque no es muy diferente a lo logrado con Chile.”El nivel de liberalización podría no ser el mismo, dado que Chile es más abierto que el Mercosur”, afirmó.

Beneficios al sector agrícola e industrial

El gobierno y la empresa privada celebraron el acuerdo que Chile alcanzó ayer en Bruselas con la Unión Europea, pero la mayor central sindical del país objetó esta asociación .

“Esperamos ahora que se acreciente la posibilidad de recibir a inversionistas de la Unión Europea”, dijo el presidente de la Confederación de la Producción, la Industria y el Comercio, Ricardo Ariztía, en representación de los grandes empresarios privados.

El gremio vitivinícola chileno consideró adecuado el acuerdo, aunque mantuvo algunas reservas. “Entre los beneficios destaca la certeza jurídica de acceso a Europa y el respeto al conjunto de prácticas enológicas”, dijo Rafael Guilisasti, presidente de Viñas de Chile. Asimismo, prohíbe a Chile el uso de las expresiones “champagne” y “cognac” por ser europeos .

“En lo que al sector pesquero se refiere, estimamos que hemos pagado en gran parte el precio de este convenio”, dijo la Sociedad Nacional de Pesca .

Por el contrario, los exportadores agrícolas destacaron el positivo efecto de la futura liberalización. “La fruta fresca chilena de exportación ha obtenido importantes concesiones arancelarias que le permitirán un acceso más competitivo a un mercado que representa un 25%de sus envíos”, comentó la Asociación de Exportadores de Chile.

“En el corto plazo no veo ningún beneficio, veo más peligro”, advirtió en cambio el líder de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Arturo Martínez . (AFP)


Comentarios


Chile cerró un histórico acuerdo con Europa