Chile: Piñera enfrenta dura prueba con paro nacional

El oficialismo cuestionó el apoyo de la Concertación a la medida.



SANTIAGO (AFP) – El presidente de Chile Sebastián Piñera pasa por su momento más complejo: jaqueado desde hace tres meses por un extenso conflicto estudiantil, enfrenta a partir de hoy un paro nacional de 48 horas que pondrá a prueba su capacidad de respuesta ante un creciente descontento social.

El paro, convocado por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) para este miércoles y jueves, se produce en un contexto de efervescencia social no vista en años en Chile por el conflicto que ha convocado a cientos de miles de estudiantes a las calles por una reforma integral de la educación.

A la paralización adhieren unas 80 organizaciones, entre ellas de los empleados públicos y de empresas estatales, parte del transporte público y los taxistas privados. Los trabajadores de la estatal Codelco, principal productora mundial de cobre .

Con peticiones que van desde una reforma constitucional hasta la disminución de impuestos a los combustibles, la movilización amenaza con convertirse en un reclamo generalizado contra Piñera, el primer mandatario de derecha desde el retorno a la democracia en Chile en 1990.

La extensión de la protesta da cuenta de un creciente descontento social en Chile, considerado ejemplo de estabilidad por su exitoso y pacífico tránsito desde la dictadura de Augusto Pinochet a la democracia, con un crecimiento proyectado de 6,5% para este año.

En este escenario, la popularidad de Piñera -que llegó a estar en 63%- ha caído en picada, llegando a un mínimo de 26%, la peor aprobación para un presidente en dos décadas.

“Estamos conscientes de que nuestro país tiene muchas deudas pendientes, que hay muchos problemas que no han sido resueltos, muchos de ellos se arrastran desde hace muchas décadas”, reconoció Piñera al hacer un llamado a la unidad nacional y al diálogo.

“Causa dolor como presidente ver que hay algunos que en estos mismos instantes están trabajando con mucho esfuerzo y dedicación para que nuestro país se paralice”, agregó.

El punto de inflexión lo marcaron las movilizaciones de los estudiantes, que han articulado una protesta por la educación pública gratuita y de calidad en un país donde el sistema educativo reproduce las mismas desigualdades de su sociedad. Su reclamo cuenta con un altísimo respaldo ciudadano, sobre todo en la clase media .

“La sociedad chilena está dialogando a través de estas movilizaciones. Detrás de esto hay una búsqueda de un mecanismo que resuelva el problema de fondo: pasar desde el orden social o pinochetista a un orden democrático, real, que todavía no tenemos”, explicó el sociólogo Manuel Antonio Garretón.

“El movimiento del paro recoge esta doble crisis, de un modelo que en la educación ha generado muchas desigualdades y que en lo social significa una desprotección de los trabajadores y una dificultad de regulación del Estado en la economía y en las relaciones laborales”, agregó el experto de la Universidad Católica.


Comentarios


Chile: Piñera enfrenta dura prueba con paro nacional