Panorama de Neuquén

Houston, tuvimos un problema

16 sep 2018 - 00:00

Omar Gutiérrez tenía en agenda un viaje a Houston, eje de la industria petrolera. La visita se canceló. Desde su entorno dijeron que nunca estuvo confirmada. Otros reconocieron que no era el momento para dejar la provincia. Esta semana se definen ejes centrales del presupuesto nacional y hay frentes abiertos: Chihuido, la PIAP y los subsidios a la producción de gas no convencional.

El objetivo era conseguir nuevas inversiones para Vaca Muerta. Pero la política argentina sumó grises a una hoja de ruta que estaba armada antes de la turbulencia financiera. Las principales dudas pasan por cómo será la aplicación del programa de subsidios para la producción de gas no convencional denominado nuevo Plan Gas (Resolución 46).

La disparada del dólar fue el principal escollo que se presentó. Nada de lo que se calculó inicialmente cuaja hoy con un tipo de cambio alrededor de los 40 pesos. Por eso hay tres puntos centrales que preocupan al sector: 1) el recorte de los fondos para el plan, 2) la demora en la aprobación de nuevos proyectos y 3) los puntos poco claros que dejó el exministro Juan José Aranguren para calcular el precio de base desde el cual paga el subsidio Nación y los volúmenes a cubrir.

Además, Gutiérrez incorporó dos temas más esta semana: las retenciones a la exportación y reglamentación para el envío de gas al exterior. Con el primero posó distendido al asegurar que las operadoras le transmitieron tranquilidad por tratarse de una carga impositiva pesificada y con vigencia acotada.

Lo segundo también parece estar encaminado. Inicialmente el ahora secretario de Energía Javier Iguacel determinó que las empresas incluidas en el Plan Gas perderían el subsidio en volúmenes idénticos a lo que exportaran, sin discriminar si el gas provenía de un yacimiento con subsidio o de otro, incluso, convencional.

La medida parece sensata para un Estado que busca bajar el gasto fiscal. Sin embargo, para las cuentas provinciales no parece nada agradable. El Plan Gas garantiza como precio –y por tanto paga el 12% de regalías– un valor de 7,5 dólares el millón de BTU. Los primeros tres contratos de exportación hacia tierras chilenas se cerraron a 4,08 dólares por millón de BTU. Por esto se espera una enmienda para resguardar el convencional.

Pero sobre lo que hay negociaciones abiertas y parece ser determinante es el recorte que el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, prepara para los fondos del Plan Gas. Esto mantiene activos tanto a las petroleras como a Gutiérrez. El monto global se ubicaría entre los 500 y 700 millones de dólares para el 2019, casi la mitad de lo que arrojaban los números originalmente. La baja del precio promedio en boca pozo y la disparada del dólar, algo que no estaba previsto para el corto plazo, hizo crecer la brecha a cubrir por el Estado.

Es seguro que habrá menos dinero para repartir. La discusión pasa por saber si el incentivo llegará a más proyectos –algo que desea la Provincia– o se concentrará en pocas manos. De los 17 proyectos aprobados por Neuquén, sólo seis fueron ratificados por Nación.

El valor de base para calcular el subsidio a cubrir y los volúmenes máximos por compañía fueron parte de los errores –o negligencias– del programa. Esta semana se conoció que al menos dos petroleras consiguieron aprovechar esa ventaja y completaron ventas finales, con subsidios incluidos, por encima de los 8 dólares.

Una de las que se valió de las reglas habilitadas fue Tecpetrol, la petrolera de la Techint de Paolo Rocca, que en menos de dos años convirtió a Fortín de Piedra en el principal yacimiento productor de gas del país. El área ya produce 11 millones de metros cúbicos diarios y advierten que podría conseguir más de 20 millones en el 2019. Si esa proyección es reconocida en el Plan Gas, esta petrolera insumirá casi todos los recursos del programa. Este es un caso incómodo para Nación que ahora analiza reordenar el esquema con otra resolución y aplicar alguna penalidad para la operadora sin que se transforme en otra publicidad negativa.

El Plan Gas que dejó armado Juan José Aranguren no cuadra ahora porque cambió el precio del dólar y la reapertura del mercado chileno.
De los 17 proyectos de extracción de gas sólo seis recibieron el aval nacional con el nuevo precio, y uno de ellos es el que se lleva casi todo el programa.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.