Con Kicillof en Economía podría implementarse “desdoblamiento cambiario”

La consultora Finsoport adelanta que en la agenda heterodoxa también podrá abarcará “el control de precios, el control de cambios y el control de importaciones”. No imaginan cambios con continuidad de Moreno en su cargo.

CAMBIOS EN EL GABINETE

El desdoblamiento del mercado cambiario podría figurar en la agenda de futuras medidas a partir de la designación de Axel Kicillof como ministro de Economía, según un informe dado a conocer hoy por Finsoport.

Para la consultora, la agenda heterodoxa “que seguramente dominará las decisiones” podría abarcar cuestiones “como el control de precios, el control de cambios, el control de importaciones, etcétera”.

“Un desdoblamiento del mercado cambiario también podría formar parte de esta agenda”, planteó, aunque destacó que esa medida no tiene “un destino de éxito asegurado”.

Por otra parte, consideró que en caso de que el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, continúe en el cargo, “es difícil imaginar que podrá seguir interviniendo en otras áreas con el actual grado de libertad”.

La consultora juzgó que Kicillof “no se lo permitirá” y seguramente el nuevo jefe de Gabinete Jorge Capitanich “también procurará que haya más orden en la casa”.

Según el análisis de Finsoport, “en el recambio de parte importante del equipo de gobierno hay pesos y contrapesos, en consecuencia, la Presidenta seguirá siendo el gran árbitro en las decisiones finales de importancia”.

La consultora dirigida por el ex viceministro de Economía Jorge Todesca sostuvo que el pensamiento económico de Kicillof “podría encuadrarse en lo que algunos denominan poskeynesianismo”.

Al respecto, explicó que esa corriente “cree que siempre hay que impulsar la demanda, es decir no sólo frente a una recesión”, y señaló que “en esa visión, el crecimiento de la oferta y, por lo tanto, la inversión, no dependen tanto de la confianza o las expectativas de largo plazo”.

“A su vez, la ‘caja de herramientas’ es tan amplia como se necesite, es decir hay un alto pragmatismo en las posibles medidas. Se trata de una heterodoxia sin límites. De alguna manera, todo lo que sirva para impulsar la demanda y, supuestamente, hacer crecer la economía puede entrar dentro del menú”, advirtió.

Sobre un eventual desdoblamiento, dijo que “es un paso hacia el sinceramiento del tipo de cambio” pero “no tiene vuelta atrás”.

“Al final del camino todas las transacciones terminan en el tipo de cambio más elevado, es decir en una devaluación importante de la moneda. Si no hay un plan que prevea ese destino es un pasaporte a una inflación más elevada”, alertó.

A juicio de la consultora, “el horizonte de medidas heterodoxas es infinito y difícil de imaginar desde un pensamiento ajeno a esa corriente poskeynesiana”.

“La disyuntiva estará entre la heterodoxia convencional y la heterodoxia irracional”, concluyó.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios