Con presión fiscal, Quiroga subió la recaudación

Durante el 2003 aumentó en 5 millones de pesos.

NEUQUEN (AN).- Intimaciones, seguimiento diario a las grandes empresas, relevamientos sorpresivos a comercios y operativos viales coordinados con la policía. Son todas acciones aplicadas por la oficina que combate la evasión, que redundaron en 5.000.000 de pesos más durante 2003 en las arcas municipales.

La disciplina fiscal tiene su impronta en el 90% de los establecimientos más importantes y en el 75% de los contribuyentes de clase alta y media.

El mayor control se evidencia además en la reorganización administrativa e informática que concentra en una cuenta única a todos los inmuebles y rodados pertenecientes a una misma razón social o propietario.

Este mecanismo permite a la oficina conocer al instante la conducta tributaria de un único contribuyente y actuar en consecuencia.

En la cuenta consolidada figura la evolución de los tributos mas relevantes: patente automotor, contribución por mejoras, retributivos y licencia comercial.

La de 2003 fue la mejor recaudación de los últimos cuatro años en materia de licencia comercial. El crecimiento ascendió a casi 143%, mientras la variación en pesos en ese período superó los 3.370.000 pesos.

En la escalada de crecimiento siguieron los retributivos, que superaron por poco la marca máxima registrada en 1999 con una recaudación de 6.716.000 pesos.

A la hora de hablar sobre la performance de la oficina que dirige, el administrador de Ingresos Públicos Pablo Ala Rue recuerda con cautela que «2003 fue un año de reactivación económica» pero admite que las acciones emprendidas contribuyeron a mejorar la disciplina fiscal. Tanto, dijo, que «estamos sobre cumpliendo las metas de recaudación previstas para 2004».

En 2003 el municipio cobró más de 1.000.000 de pesos en concepto de intereses por deuda atrasada con la «ayuda memoria» de 7.000 intimaciones disparadas en el transcurso del último cuatrimestre de ese año.

Por otra parte, de los 4.100 negocios y empresas empadronadas, los sabuesos de Ala Rue ponen la lupa sobre las 400 que facturan más de 1.000.000 de pesos al año y representan el grueso de la recaudación por licencia comercial.

Cuando «en nuestros registros figura el retraso de una cuota, las llamamos para verificar si esta situación es producto de que el banco no nos notificó el pago o hubo un olvido», explicó el funcionario.

Este mecanismo parece que sirve porque Ala Rue asegura que el «el 90% de estas empresas tiene su cuenta fiscal prácticamente al día».

En detalle, 49 de ellas tienen ingresos anuales superiores a 6.000.000 de pesos y tributan el equivalente al 68% de la recaudación de la tasa comercial que cobra el municipio. Otras 53 facturan entre 3.000.000 y 6.000.000 de pesos; 159 recaudan entre 1.000.000 y 3.000.000 de pesos; y 171 entre 500.000 y 1.000.000 de pesos. El resto -3.700 restantes- son almacenes, mercaditos y quioscos.

En cuanto a la tasa retributiva, el comportamiento fiscal anda de la mano a la situación económica que atraviesa la población.

Este tributo alcanza a 50.000 predios pero «el 20% de los propietarios -10.000 contribuyentes- se encuentra en situación de indigencia», corroboró Ala Rue y agregó enseguida que «sobre ellas no ejercemos presión».

Nuevo código y rezonificaciones

NEUQUEN (AN).- La Administración Municipal de Ingresos Públicos avanza en la formulación de un nuevo código tributario y en la rezonificación impositiva de la ciudad, lo cual producirá un impacto fiscal sobre la población.

Esta iniciativa cabalgará sobre una propuesta de ordenanza tarifaria nueva coherente con el código tributario impulsado por el municipio.

La rezonificación implicará recategorizar barrios comprendidos en zona II y III pese a tener todos los servicios y capacidad tributaria, y declarar libres de pago a sectores de probada incapacidad de pago.

«Elevaremos la propuesta al Concejo Deliberante a mediados de año con el propósito de que pueda evaluar con tiempo las modificaciones, nos llame a dar explicaciones si lo cree necesario y realice las mejoras que considere convenientes», indicó el titular del organismo, Pablo Ala Rue.

El código tributario vigente rige desde 1981 y desde entonces ha sido objeto de modificaciones que contribuyeron a que pierda coherencia interna.

A los concejales la oficina propondrá declarar «zonas deprimidas» a sectores colectivos sin capacidad de pago.

Ala Rue puso de ejemplo Hibepa, donde se devengan tributos pero nadie paga.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora