Con su referéndum, Tarija completa el “cerco opositor” sobre el gobierno

La campaña cerró con pocas movilizaciones y en clima de tensión

TARIJA, Bolivia (AFP) – El sureño departamento de Tarija, que alberga el 85% de las reservas de gas de Bolivia, podría establecer mañana un régimen autonómico que ampliará un poderoso anillo de oposición de cuatro regiones rebeldes encabezadas por Santa Cruz al presidente Evo Morales, que ve ese proceso como una amenaza para el país.

Con el referendo de Tarija, un importante departamento gasífero fronterizo con Argentina y donde es previsible un triunfo del Sí, cerrará la cadena de autonomías en cuatro regiones tras las victorias en Santa Cruz -que abandera el proceso-, Beni y Pando. El presidente de la Corte Electoral de Tarija, Miguel Guzmán -que actúa pese a la oposición de la Corte Nacional, que no avala el referendo-, dijo tener “todo dispuesto para la apertura de las ánforas”.

La jornada es considera ilegal por el gobierno de Morales, que no reconocerá el resultado.

Unas 10.000 personas cerraron la noche del jueves la campaña por el Sí, una cifra menor a las 100.000 que anunciaron las autoridades, donde el prefecto Mario Cossío, que aspira al título de gobernador, anunció que la siguiente meta es expandir la autonomía a todo el país.

Sólo las radios y la televisión calientan el ambiente mientras la mayoría de la población está abocada a sus labores cotidianas, especialmente en el campo.

Algunas televisoras privadas dan cuenta de intentos de sectores pro-Morales de hacer cundir la violencia, mientras dirigentes civiles cercanos al gobierno denunciaron la presencia de personas de la ultraderechista Unión Juvenil Cruceñista, brazo de choque de las dirigencias cívicas de Santa Cruz, que ya provocaron desmanes en los referendos de Beni y Pando.

La consulta, que convocará a unos 173.000 sufragantes, se desarrollará en medio de un enrarecido ambiente político marcado por fuertes disidencias en el Gran Chaco -región de Tarija donde están ubicados los más importantes yacimientos de gas del país- con los líderes que convocaron al referendo. Según todas las previsiones será en el Gran Chaco donde grupos civiles y campesinos intentarán evitar por la fuerza la apertura de ánforas para el sufragio. En la ciudad de Tarija, donde hay casi 88.000 votantes, las calles están embanderadas de rojo y blanco, los colores locales, por cuenta de la Alcaldía, mientras los tarijeños aguardan con calma y casi indiferencia la votación .


Comentarios


Con su referéndum, Tarija completa el "cerco opositor" sobre el gobierno