Conmoción por el crimen de una estudiante porteña

Ángeles Rawson desapareció el lunes, tras asistir a una clase de gimnasia. El cuerpo fue encontrado en una planta de la Ceamse, hasta donde lo llevó un camión recolector de basura. La abuela expresó el dolor de la familia y pidió a la sociedad que “reaccione”.



#

Ángeles tenía 16 años y su desaparición fue advertida horas después de ocurrida.

BUENOS AIRES- Una chica de 16 años con uniforme escolar, que había desaparecido 24 horas antes, fue hallada muerta ayer, atada de pies y manos dentro de una bolsa en un predio de la Coordinación Ecológica Área Metropolitana en la localidad de José León Suárez, hasta donde el cuerpo llegó transportado por un camión de basura. Ángeles Rawson había desaparecido el lunes por la mañana, aunque el caso recién se reportó por la noche, cuando la adolescente no llegó a su casa. Aunque se esperaban los resultados de la autopsia, fuentes policiales señalaron que el cadáver presentaba indicios de violación y que la chica habría sido ahorcada con una soga. Ángeles fue vista por última vez cerca de las 10 de la mañana, en cercanías de la calle Matienzo, en la esquina de la Ceamse en Palermo. Llevaba el uniforme de gimnasia del colegio “Virgen del Valle”, al que asistía: un pantalón verde, con zapatillas blancas y un pulóver verde claro. A las 9 asistió a su clase de gimnasia y caminó con unas amigas hasta Dorrego y Costa Rica, a unas seis cuadras del lugar donde habían hecho gimnasia y a metros del predio de la Ceamse. La familia no sospechó sino hasta la noche, porque ese día ella tenía inglés y debía ir por la tarde al colegio. A la noche la chica no apareció y el marido de la madre de Ángeles se sorprendió cuando fue al cuarto de la joven y encontró allí la mochila del colegio. Entonces comenzaron a llamar al celular de la menor, que no atendía; luego se comunicaron con las amigas, se enteraron de que no había ido al colegio y radicaron la denuncia en la Comisaría 31, mientras lanzaban una búsqueda por redes sociales. La fiscal de Saavedra, Paula Azzaro, comenzó una investigación para dar con su paradero, pero nada se supo hasta que ayer a la mañana se halló un cadáver en el predio de basura y relleno sanitario de la Ceamse de José León Suárez. El cadáver había sido trasladado en un camión de la Ceamse de Colegiales –en Concepción Arenal y Cramer–, hasta el predio de José León Suárez. Cuando el personal de clasificación de la planta 3 se puso a trabajar, descubrió que en una de las bolsas estaba el cadáver de una chica. Trascendió que estaba atado de pies y manos y con una soga al cuello, y que llevaba uniforme del colegio. Según trascendió, habría algunas pistas clave: a las 9:43 la empresa de telefonía celular informó que desde el aparato de la chica se hizo una llamada a una entidad bancaria que duró unos 10 minutos; a las 10:59 se hizo una recarga virtual de 50 pesos y a las 21:49 el teléfono se apagó. La abuela de Ángeles dijo anoche acongojada que se “tronchó” la vida de la adolescente y de toda su familia y pidió que “reaccionemos” para que no sigan ocurriendo estos crímenes. “Éste es un momento muy doloroso, Ángeles vio su vida tronchada y la de toda su familia”, dijo la mujer. “Nos merecemos un país donde no hayan más Ángeles, reaccionemos por favor”, pidió la mujer. Y les solicitó amablemente a los periodistas que “si se pueden retirar para que nos dejen un momento de privacidad”. Anoche, un grupo de amigos, familiares, vecinos y compañeros de escuela de la víctima se concentró en el barrio de Colegiales para reclamar el esclarecimiento del asesinato y expresó su temor por los hechos de inseguridad en el barrio. “¡Hijos de puta!”, gritaron algunos de los manifestantes en referencia al o los culpables del crimen. “Éste es un lugar transitado, es raro que desaparezca de día, en este barrio”, dijo una joven compañera de Ángeles. Y aseguró que en su escuela planean no regresar a hacer gimnasia a ese predio. “Se sabía que por el barrio se robaba, que había arrebatos de celulares. Pero nunca al punto de un secuestro y una violación”, agregó la misma adolescente. El secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, visitó a la familia para transmitir solidaridad y comprometió “todo el apoyo del gobierno nacional” para un rápido esclarecimiento del caso. (DyN/Télam)


Comentarios


Conmoción por el crimen de una estudiante porteña