Controlan dos focos y luchan contra otro en Junín

JUNÍN DE LOS ANDES (ASM).- Un dispositivo de ataque temprano desplegado por brigadistas del Parque Nacional Lanín logró sofocar ayer dos de los tres incendios forestales detectados luego de la tormenta eléctrica del miércoles por la noche.

Con el apoyo de un avión hidrante y un helicóptero con helibalde, los combatientes concentraban anoche sus esfuerzos en el foco en cercanías del lago Curruhué Chico, a unos 30 kilómetros de Junín por la ruta 62, que estaba fuera de control y había consumido ya diez hectáreas de bosque autóctono. El incendio era combatido por una veintena de brigadistas.

El incendio en Curruhué, en una zona de transición entre la estepa y el bosque andino norpatagónico, “se nos complicó pasado el mediodía cuando empezó a elevarse la temperatura ambiente y se incrementó el viento proveniente desde el este”, explicó el jefe del departamento de Incendios, Comunicaciones y Emergencias (ICE) Robinson Romero.

Las primeras alarmas de incendios sonaron antenoche al paso de la tormenta eléctrica. “A las 22 recibimos el primer llamado de una persona que veía fuego en un sector cercano a Río Hermoso”. “Minutos después, otro llamado por un foco con actividad en el cerro Bico, y a la 1 de la madrugada un tercer llamado que alertaba sobre el incendio en Curruhué”, contó Romero. “Los dos primeros focos pudimos dominarlos ayer a partir de una estrategia de ataque temprano, que desplegamos por tierra y aire. El tercero nos está dando más batalla”, dijo.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios