Crecen los asaltos a clientes atraídos por bajos precios de autos





En lo que va de este año son cinco los casos denunciados en Viedma, que significaron más de 300.000 pesos sustraídos a familias de otras ciudades que llegaron a esta capital atraídas por falsas ventas de autos.

El último de los hechos fue denunciado el sábado, cuando un par de neuquinos fueron asaltados por hombres armados que se apoderaron de aproximadamente 40.000 pesos con la que la víctima pretendía adquirir el vehículo.

Desde el área de prensa de la Procuración General de Río Negro se informó que en todos los casos se reitera el mismo modo de operar, a partir de personas que crean perfiles falsos de Facebook para publicitar la venta de autos usados. Así comienzan las tratativas con compradores a los que citan para concretar tal operación. Una vez en Viedma, indican a las presuntas víctimas el lugar en el que se reunirán y allí los esperan armados, apoderándose del dinero y demás pertenencias.

Los perfiles falsos son borrados momentos después de cometido el robo y se estima que las ofertas son publicadas en sitios de compra y venta de otras provincias ya que las víctimas de los hechos que se suscitaron llegaron desde Neuquén, Buenos Aires y Chubut, que además deben regresar a Viedma cada vez que la investigación así lo requiere.

Las denuncias planteadas este año por este tipo de delitos tienen en común que el robo se perpetró en escaleras de distintos barrios viedmenses. Hasta el momento una persona se encuentra imputada y se trabaja en la identificación de otros implicados.

Casi 400 causas en 2016

La información difundida desde las fiscalías agregó que en la provincia ascienden a 384 las causas por estafas que fueron iniciadas en 2016, según consta en los sistemas informáticos del ministerio Público. De ellas, el 70% fueron finalizadas. En Río Negro la Unidad Fiscal Temática N° 2 de Delitos contra la Propiedad es la encargada de investigar este tipo de casos que cuentan siempre con la voluntad de participar de quien posteriormente se convierte en damnificado.

Se explicó que los casos comúnmente se inician por teléfono, en una maniobra de persuasión que concluye, o bien con un encuentro en el que perpetran el hecho delictivo o con la solicitud del pago de gastos de envío, patentamiento, aduana, entre otros.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Crecen los asaltos a clientes atraídos por bajos precios de autos