Críticas por el caso Pelayes



NEUQUÉN (AN).- Dos candidatos a defensores penales de la provincia cuestionaron ayer la actuación de la fiscalía en la causa iniciada contra Relmu Ñamku por la agresión que sufrió la oficial de justicia Verónica Pelayes en 2012. Ambos consideraron que la acusación de “tentativa de homicidio” fue desproporcionada y que el caso no merecía ser llevado a la instancia de un juicio por jurados.

Se trata de Verónica Zingoni, postulante para defensora penal de Neuquén y de Pablo Méndez, candidato a defensor penal de Zapala. Ayer fueron entrevistados por la comisión de Asuntos Constitucionales y, ante la pregunta del diputado Raúl Podestá (FG-NE) expresaron su visión sobre el juicio que finalizó la semana pasada.

“En este juicio hubo un exceso por parte de la fiscalía. Creo que no se debería haber hecho un juicio por jurados, se gastó mucho presupuesto con una calificación que era muy amplia y no se pudo sostener en el debate”, manifestó Méndez. Zingoni indicó que aún con la “calificación inflada” no correspondía realizar un juicio por jurado.


Comentarios


Críticas por el caso Pelayes