Cuando los números no alcanzan

Las estadísticas le sonríen a Falcioni, pero está en duda.





Los números no siempre gobiernan en el fútbol. Julio César Falcioni ganó dos títulos, llegó a una final de Libertadores, engrosó un promedio raquítico sacando casi el 60% de los puntos oficiales. Tras un primer torneo irregular, consolidó un equipo granítico en el segundo: campeón invicto del Apertura 2011, con récord de menor cantidad de goles en contra y de diferencia con el segundo (12 puntos). En 2012 llegó a la final de la Libertadores, peleó hasta última fecha el Inicial y se llevó la Copa Argentina. En los últimos seis meses hubo una clara baja en el rendimiento del equipo y también. Aún así, la cosecha no fue mala: Boca clasificó a la Libertadores. Los números le dan espaldas, pero su relación con Riquelme, fallas en momentos claves terminaron con su tiempo en Boca.


Comentarios


Cuando los números no alcanzan