¿Cuánto sale llevar el gas natural a la cordillera?

El Frente de Todos desempolvó un proyecto de hace varios años y sacó cuentas respecto al costo que tendría llevar un ducto hacia las localidades cordilleras que hoy se abastecen con gas de zepelines.





El Frente de Todos pidió que se reactivara la construcción del Gasoducto del Sur para no depender del abastecimiento de GLP. Foto Neuquén Informa

El Frente de Todos pidió que se reactivara la construcción del Gasoducto del Sur para no depender del abastecimiento de GLP. Foto Neuquén Informa

Construir el gasoducto sur hacia Las Coloradas, Villa Pehuenia, Aluminé y Traful demandaría una inversión de casi la mitad de los subsidios a otorgar en los próximos doce años y su concreción evitaría las plantas de acopio y abastecimiento de GLP existentes y la construcción y ampliación de otras.

La afirmación la hizo el Frente de Todos de la zona Sur que mantuvo un foro en el que debatió la falta de gas natural en estas localidades y el abastecimiento puntual por camión con GLP a las plantas de acopio.

Con la frase “gas natural para todos”, la agrupación política que se impuso en las últimas elecciones nacionales solicitó que se reactive la obra que está en proyectos.

El foro se realizó en Las Coloradas y puso en agenda la necesidad de presentar una propuesta a los legisladores provinciales y nacionales de Neuquén.


Desde el año 2012 existe un proyecto elaborado por Hidenesa, Hidrocarburos del Neuquén, para la construcción de un gasoducto Sur que, conjuntamente con un gasoducto Norte, podría garantizar el servicio de gas natural a todas las localidades del interior neuquino.


De acuerdo al documento que emitió el Frente de Todos, se estima que para abastecer a Las Coloradas, Villa Pehuenia, Moquehue, Aluminé y Villa Traful, que encuadrarían en el gasoducto Sur, se deberían desarrollar 171 kilómetros de extensión de obra, con una inversión de alrededor de $200 millones.

Este monto es casi la mitad de lo que Nación y Provincia deberían invertir en subsidios en los próximos doce años, remplazando de esta forma las plantas de acopio y abastecimiento de GLP existentes, y evitando así la construcción y ampliación de otras.

“Esta obra sigue postergada y con ello los habitantes de dicha región; esto implica no solo una ausencia del Estado sino también inequidad social, debido a los cuadros tarifarios que la empresa Hidenesa aplica”, indicó el documento.


Apuntó que “el valor exorbitante de las facturas de GLP, para quienes acceden al servicio de gas por redes de distribución o por garrafas, transformó profundamente la vida cotidiana de quienes habitan dichas localidades”.


Describió que luego de presentaciones de proyectos se logró el subsio de la energía y el consumo de GLP y muchos vecinos quedaron endeudados, se mencionó también. la provisión de garrafas sociales.


Comentarios


¿Cuánto sale llevar el gas natural a la cordillera?