Cuatro actividades peligrosas que se pueden evitar en las redes

Hace no tanto tiempo no existía la frase “redes sociales”. Hoy es una de las actividades diarias chequearlas. Facebook cuenta con 1.500 millones de usuarios en el planeta. Cada vez es mas frecuente ver noticias de problemas causados por estas redes. Aquí cuatro ejemplos.

Vida informática

Los “troll”

El termino coloquial para esta palabra es un “alborotador” o “polemista” que, a través de mensajes o comentarios en las redes busca molestar o provocar al resto de usuarios.


Entonces, trolear, es escribir comentarios maliciosos, o con algún fin político, social, sectario, etc.

Como un ejemplo de esto, el futbolista británico Robbie Savage sabe lo que se siente al estar en el extremo receptor y compartió su caso con la BBC. Este jugador fue considerado el mas sucio de la Premier League, por lo que recibe mensajes bastante agresivos.

Es así que el jugador explicó que “las redes sociales me fascinaban”. “Me daban palo pero lo aceptaba pues sabía que se debía al tipo de jugador que yo era”. Sin embargo “hace unos años, cuando mi padre murió, se volvió insoportable. El ex mediocampista Derby County empezó a recibir mensajes más que difíciles de soportar. Savage aceptaba los mensajes que recibía, pero en ocasiones llegaban demasiado lejos. Por ejemplo, contó que uno de los primeros tuit que recibió decía “¿ya se pudrió tu padre?”. Ante esto el rústico jugador se preguntó “no entiendo cómo alguien está en su casa y se pone a escribir ese tipo de cosas”. Respecto a ese mensaje explicó que sintió “mucha rabia” pero ”lme calmé pues uno tiene que aceptar que ese tipo de personas no son más que idiotas” reconoció.

Otro ejemplo de los troll, es el caso del estudiante Liam Stacey, quien en 2012 fue encarcelado por publicar comentarios racistas en Twitter sobre el futbolista Fabrice Muamba. A pesar de sus disculpas se arrepiente, ya que se volvió una persona odiada por muchas personas que siguieron el caso.

Volverse viral

Los contenidos virales son cada vez mas comunes, así como también muy buscados. Sin embargo esto no suele ser positivo en definitiva.

Por ejemplo, Jake Smith se convirtió en blanco de duras críticas después de publicar un video de sí mismo deslizándose por los cables de un puente. Si bien es un experto en freerunning (algo similar a Parkour) su publicación causó tal alarma que llegó a los titulares de muchos periódicos y la policía emitió advertencias sobre estas actividades.

Cuando se publica un contenido en internet nunca se puede estar del todo seguro de lo que va a pasar. Es así que muchas personas sueñan con volverse virales y así ser celebridades, youtubers, gamers o bien encontrar sentido en sus vidas, muchas otras han descubierto que pueden volverse famosas por las razones equivocadas. Por ejemplo, en el año 2012, Lindsey Piedra publicó una foto de sí misma en su perfil de Facebook burlándose de una señal que pedía “respeto y silencio” en un cementerio en Virginia, donde están enterrados más de 400.000 soldados estadounidenses. Alegó que no era más que una broma. Así y todo a muchos les pareció ofensiva y en minutos se volvió viral. Entonces Stone empezó a recibir mensajes de enojo, llamadas telefónicas e incluso amenazas de muerte, inclusive fue despedida de su trabajo.

Jake Smith publicó un video deslizandose por los cables de un puente y se volvió viral. Foto: BBC.-

Ir demasiado lejos

Los desafíos en línea pueden ser muy populares, pero a veces tienen consecuencias trágicas.

Este es el caso de Stephen Brookes, quien murió en 2014 después de participar en el reto ‘neknominate’. “Stephen era adorable, chistoso y amable”, expresó Paula Brookes, quien advirtió sobre los riesgos de las manías en línea. Neknominate fue un juego para tomar alcohol que se puso de moda hace unos años en las redes. La gente se filmaba tomándose un trago, nominaba a otra persona y publicaba un video en las redes sociales.

Según contó su madre, recibió “una llamada de mi hijo pidiéndome que fuera a verlo, porque algo no estaba bien. Salí inmediatamente pero para cuando llegué ya era muy tarde. Stephen ya estaba muerto”, recordó con lágrimas en los ojos, y agregó que “Los paramédicos llegaron pero no pudieron hacer nada”. Esa fue la primera vez que Paula supo del juego neknominate.

Stephen se había tomado una botella de vodka de una sola vez. “Si sólo no hubiera hecho esa cosa tan estúpida para las redes, sólo por diversión, esto no habría pasado”. Hay informes que aseguran que hasta cinco muertes fueron causadas por el juego de beber neknominate.

Stephen Brookes falleció hace dos años por el desafío neknominate. Foto: BBC.-

No pensar en el futuro

Algunas cosas de las que no nos acordamos, aun siguen dando vueltas por la web, inclusive si las borramos o configuramos para que sean privadas. Todo lo que escribimos en las redes sociales tiene el potencial de perdurar por siempre. Aunque lo borres, alguien ya lo pudo haber descargado, grabado o hecho una captura de pantalla. Y nunca se sabe cuando va a aparecer en el futuro, ni de que forma.

En 2015, un candidato político británico Huw Thomas tuvo que disculparse por los comentarios que había hecho en un foro de nueve años antes.

El experto en comunicaciones digitales Craig McGill le dijo a al BBC: “Los comentarios no necesitan ser vistos por millones de personas para tener un impacto”.

“Hay gente que ha perdido su trabajo debido a que un jefe vio algo. Algunas compañías ahora revisan hasta 10 páginas de resultados de búsquedas de Google cuando se examinan candidatos para un cargo, de manera que es muy posible que encuentren material del pasado remoto”.

Hay una frase que se volvió muy popular que dice que “uno siempre está a apenas un tuit o comentario en las redes de ser despedido”.

Fuente: BBC.-


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios