Cuatro delincuentes tomaron a una familia de rehén

Cuatro delincuentes interceptaron a una familia cuando entraba a una casa. Una de las víctimas avisó por un celular. La policía rodeó la manzana. Intentaron escapar por los techos.

BUENOS AIRES (DyN).- Un matrimonio y sus dos hijos adolescentes fueron tomados como rehenes durante media hora por cuatro asaltantes que entraron a robar en su vivienda de la localidad bonaerense de Ramos Mejía, pero finalmente fueron liberados por la Policía que detuvo a los ladrones.

Tanto la familia tomada como rehén como los cuatro asaltantes detenidos, entre los que se encontraba un menor de 15 años, resultaron ilesos.

El dramático episodio ocurrió a las 2.30, cuando la familia regresaba a su domicilio situado en la avenida Avellaneda al 1.000.

Los integrantes de la familia (un hombre de 42 años, una mujer de 40 y sus hijos, una chica de 15 y un varón de 12) arribaban en un Fiat Uno, del cual descargaban unas bicicletas, con las que habían ido a dar unas vueltas, cuando fueron abordados por los cuatro asaltantes que los obligaron a entrar a la casa.

Justo en ese momento, el dueño de la vivienda recibió un llamado de un amigo en el teléfono celular pero interrumpió la comunicación diciéndole: “Te dejo porque me están robando”, mientras que un vecino de la familia vio lo que acontecía.

Los asaltantes obligaron a los integrantes de la familia a desplazarse por toda la casa en busca de objetos de valor, desconociendo que los dos testigos habían realizado la denuncia.

En cuestión de minutos, varios móviles de la comisaría de Ramos Mejía, de otras seccionales aledañas y el Comando de Patrullas y la Jefatura Departamental de La Matanza llegaron al lugar y rodearon la manzana.

Ante esa situación, los asaltantes tomaron como rehén a la familia, mientras que se inició una infructuosa negociación del subcomisario Carlos Pérez Bernárdez con los delincuentes.

Los intrusos se negaron a entregarse a la Policía que tenía orden de no disparar.

Al verse superados numéricamente por los uniformados, los asaltantes encerraron al matrimonio y a sus hijos en el baño y decidieron huir por los techos de la vivienda.

Dos de los ladrones escaparon en un Fiat 125, con varios electrodomésticos, una filmadora y otras pertenencias robadas en la casa, pero en un operativo cerrojo fueron interceptados a 5 cuadras del lugar, en Avellaneda al 500.

Los detenidos fueron un chico de 15 años y un hombre de 39 que tenía un pedido de captura.

En el auto los agentes hallaron los bienes robados momentos antes y dos armas de puño: una pistola calibre 22 y un revolver “Doberman”, también calibre 22.

A su vez, los otros dos asaltantes, un joven de 18 años y otro de 24, continuaron la fuga por los techos y se refugiaron en una carpintería aledaña a la casa tomada, donde también fueron arrestados.

En declaraciones al canal de cable TN, el propietario de la vivienda asaltada destacó que ni él ni sus familiares fueron golpeados por los delincuentes.

“Interceptan a mi señora, nos piden plata y oro, les digo que no tenemos -andábamos con poca plata, casi nada-”. A raíz a raíz de la situación, su esposa sufrió una crisis nerviosa, pero no pasó a mayores.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora